Jun 25

DEVOCIONAL DEL JUEVES 25 DE JUNIO

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL JUEVES 25 DE JUNIO:

TITULO: LA PACIENCIA INDICA QUE SE TIENE AMOR.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que los miembros de cada familia sepan que, la paciencia que el Espíritu Santo produce como fruto de su presencia en nuestro corazón, fortalece entre otras cosas, la calidad de nuestro amor para con Dios y para con nuestro prójimo.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: 1 Corintios 13:4-7.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   En devocionales anteriores de este mismo segmento sobre la paciencia, observamos que, una persona que practica la virtud de la paciencia, se preocupa primero en tener un entendimiento claro, acerca de las realidades que hay detrás de los conflictos, los problemas, y de las adversidades en general, pero según cómo Dios considera estos fenómenos que dan en el exterior de la vida humana, pero que se enfrentan con el alma desde el interior de la vida. Por eso, siempre busca renovar su entendimiento para apegarse al entendimiento de Dios sobre todas las cosas que suceden. Para practicar la paciencia se requiere de entendimiento, pues el proverbio que analizamos dice: “El que tarda en airarse es grande de entendimiento” (cf.  Proverbios 14:29).  También observamos que para practicar la paciencia, se requiere antes no solamente de entendimiento, sino de dominio propio, pues otro proverbio que analizamos dice: “Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad” (Proverbios 16:32).

   Nuestro texto para hoy, especialmente al enfatizar una característica del amor, la primera entre una lista de más de 15 características, dice de ello que: “El amor es sufrido” (1 Corintios 13:4a). Esta expresión: “sufrido”, aplicado al amor, no es una palabra de uso común en nuestro vocabulario, de tal manera que no percibimos inmediatamente su significado. Tres de las versiones que uso para comparar la traducción de palabras, coinciden en usa la palabra “paciencia” en vez de “sufrido”.  La Traducción en Lenguaje Actual dice: “El que ama tiene PACIENCIA en todo” (TLA); y tanto la Nueva Traducción Viviente, como la Nueva Versión Internacional, dicen: “El amor es PACIENTE” (NTV, NVI).  Solamente la versión Dios Habla Hoy, dice: “Tener amor es saber soportar” (DHH), pero el sentido implícito en ello es lo mismo que paciencia.  Aquí les comparto el texto de 1 Corintios 13:4 en las versiones que ya he mencionado para que observen directamente su traducción:

   Lo que todo lo anterior nos indica es que una persona paciente, lo que refleja con su paciencia es la calidad de su amor.  Así como la paciencia es el termómetro del grado de entendimiento, y del grado de dominio propio de una persona, igualmente la paciencia es también el termómetro de la calidad de amor que uno practica.  Observen también en las palabras del apóstol Pedro escritas en su segunda epístola, cuando dice: “añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; / al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; / a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor” (2 Pedro 1:5-7).  Observen que el “conocimiento” y el “dominio propio” se debe tener antes de la “paciencia”, pues la paciencia se fundamenta en ellos.  Pero, observen también que la “paciencia”, en el plan progresivo de Pedro, está antes del amor.  Así que según se fortalezca nuestra “paciencia”, así nos iremos perfeccionando en “piedad… afecto fraternal… y amor”.

   Amados hermanos, si no trabajamos primeramente para mejorar nuestra santa paciencia, nuestro amor también será deficiente. Mejorar nuestra paciencia no es imposible para los que somos creyentes en Jesucristo, pues, el Espíritu Santo de Dios que morar en nuestro corazón, y que además es la fuente de todas las santas virtudes, está en nosotros produciendo esta tan necesaria virtud de la paciencia.  Aprovechemos su aportación divina e inagotable de paciencia que él hace a nuestra vida, y ejercitémonos en la práctica de este preciado don y virtud.

  • CANTEN EL HIMNO: “EL AMOR” (Oscar Medina).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

  • OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

   Dios bendito y lleno de paciencia, muchas gracias por proveernos por medio de tu Espíritu Santo, la virtud de la paciencia que él genera dentro de nuestro corazón, desde que creímos en tu Hijo Jesucristo.  Nuestra paciencia es el fruto de su presencia en nuestro corazón, donde él mora para fortalecer todos los aspectos de nuestra débil espiritualidad.  Muchas gracias por esta labor que tu Espíritu realiza en nosotros, pues con la paciencia se fortalece nuestro amor para contigo, para con nuestra familia, para con nuestros hermanos en la fe, y para con la gente en general.  Por favor, amado Padre celestial, como te rogara el rey David en una ocasión: “no quites de (nosotros) tu Santo Espíritu” (Salmo 51:11), porque necesitamos que él aplique en nosotros no solamente la virtud de la paciencia, sino todo tu amor y toda la gracia que tu Hijo Jesucristo tiene para nosotros. Te lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo. Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida