EL AMOR ES EFICAZ PARA EL MATRIMONIO, Por: Diego Teh.

EL AMOR ES EFICAZ PARA EL MATRIMONIO

Cantares 8:6, 7.

Predicado por el Pbro. Diego Teh Reyes, en el domicilio de María Esther Poot Pat; en coordinación con su hermano Pedro Pablo Poot Pat, el día jueves 02 de Febrero del 2017, a las 20:00 horas; en el culto familiar de acción de gracias por el LX aniversario de bodas de sus padres: Pedro Pablo Poot Basulto y Nelli Felipa Pat Moreno.

.

INTRODUCCIÓN: Una pareja de ancianos celebraba su cincuenta aniversario de bodas, y alguien le preguntó al esposo a qué se debía que había vivido muchos años. El hombre respondió: “Cuando nos casamos, hicimos un trato. Si llegáramos a pelear, yo me saldría a caminar con el sombrero puesto. Al volver a la casa, colgaría el sombrero tras la puerta; pero si ella seguía molesta, me volvería a poner el sombrero, y yo le daría otra vuelta a la cuadra. ¡La razón por la que he durado tanto tiempo es porque he caminado muchísimo en todos estos años!”. Bueno, ese fue el plan muy propio de este matrimonio para solucionar sus conflictos que no solamente le dio condición y salud física a este hombre, sino que les sirvió para mantener vivo y firme su matrimonio durante cincuenta años, pero no se vale porque eso era castigo y no amor. La verdad es que no fueron las caminatas, ni fue el sombrero, lo que los mantuvieron estables y exitosos como matrimonio, sino por el amor que a pesar de la condición del sombrero, de alguna manera mutuamente se tuvieron el uno al otro, dentro de tantos conflictos que seguramente tuvieron todos esos cincuenta años. Pero en el caso de don Pedro y doña Nelli, estoy seguro que pusieron en práctica el perdón como Cristo también les había primeramente perdonado.  No se castigaron con el sombrero, ni de otra manera, sino que mejor se perdonaron por amor el uno al otro.

Salomón, en su cántico por excelencia, registrado en el libro bíblico El Cantar de los Cantares, escribió con palabras poéticas acerca del amor que tuvo hacia una mujer que le inspiró tomar su pergamino y escribir lo siguiente: “Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seol los celos; sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. / Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían” (Cantares 8:6,7).  Basado en estas palabras, les compartiré el mensaje de este momento muy especial, significativo, y ejemplar del LX aniversario de matrimonio de don Pedro y doña Nelli.

Lo que específicamente voy a compartirles en este momento, es que el amor es eficaz para mantener estable y exitoso para toda la vida un matrimonio. / ¿Cómo es eficaz el amor para mantener estable y exitoso por toda la vida un matrimonio? / Basado en Cantares 8:6, 7, les voy a predicar algunas maneras de cómo el amor es eficaz.

.

La primera manera cómo el amor es eficaz para mantener estable y exitoso por toda la vida un matrimonio, es:

I.-  EXPRESANDO AMOR DE MANERA INTEGRAL.

En la primera parte del versículo seis, leemos que Salomón le dice románticamente a su amada: “Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo” (Cantares 8:6a).  Los adultos que hoy estamos aquí, creo que ya todos sabemos que amar es una cuestión profunda que surge y se comparte de corazón a corazón la base espiritual de los sentimientos y las emociones.  Es por eso que Salomón le dice a su amada: “ponme…”, “sobre tu corazón”.  Pero también se expresa mediante acciones enfocadas al físico de la persona a quien amamos, demostrando amor hasta con un abrazo, una caricia, un beso, tomarse de las manos, caminar juntos, etc…  Es por eso que Salomón le dice a su amada: “ponme…”, […] “sobre tu brazo”.   Debido a que la persona receptora de este amor, lo recibe tanto sobre el corazón como sobre el brazo, significa que el amor que uno debe comunicar debe ser integral que abarca tanto  el sentimiento como en el contacto físico.  No solamente cuentan las palabras tan bonitas y sinceras que emanan del corazón, sino también el contacto físico con el ser amado.  Esto hace eficaz el amor porque hay una entrega de cuerpo y alma hacia el ser amado.

Entre los israelitas así como en nuestro contexto, el corazón es considerado como el lugar donde uno recibe el afecto que nos comparte la persona que nos ama, al mismo tiempo que del corazón salen el amor que expresamos al cónyuge sin importar si nos ama o no, pues lo que importa es que el amor comience con uno mismo.  Así que a este nivel, el amor es una cuestión sentimental, tan honesto, y puro, que tiene que ser impresionante, impactante, y grato de tal manera que se sienta de corazón a corazón.  La versión TLA, dice muy acertadamente: “Graba mi nombre en tu corazón”.  Cuando tu amor toca el corazón de tu amado/a, el amor de tu vida no deja de pensar en ti, porque has quedado grabado en un lugar muy especial en su vida.

La marca sobre el brazo, es un poco más claro todavía en la versión PDT que dice: llévame como un tatuaje grabada en tu piel”, lo cual es solamente una expresión simbólica que describe el afecto que se expresa y se recibe mediante un abrazo, una tomada de manos, un beso, una caricia, etc…  No significa que uno se tenga literalmente que tatuar con algo que le recuerde a su amado, sino significa que el amado es llevado por la amada en el brazo, en otras palabras el amado la abraza.  Amar involucra sentimientos pero también contacto físico.

.

La segunda manera cómo el amor es eficaz para mantener estable y exitoso por toda la vida un matrimonio, es:

II.- AMANDO SIEMPRE HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE.

Es interesante la segunda oración gramatical del versículo seis, que dice: “porque fuerte es como la muerte el amor” (Cantares 8:6b).  Si el poder de la muerte es tan fuerte que tiene establecido el momento que inevitablemente marcará el final de la vida física de todas las personas; el amor no es menos poderoso, sino aún más poderoso, pues en este caso es “fuerte” o poderoso para sostener una relación de amor genuino entre un hombre y una mujer hasta el último momento de sus vidas.  La voluntad de Dios enfatizada en la enseñanza de Jesucristo, es que el matrimonio no es una cuestión de amar de vez en cuando o solamente por un breve tiempo al cónyuge, sino que el amor por el cónyuge debe ser constante, permanente, y de por vida.

Debido a que Dios diseñó el matrimonio, Jesús enseñó que no debe ser disuelto por ningún ser humano, sino que debe durar para toda la vida hasta el momento de la muerte de uno de los dos cónyuges.  En su enseñanza, para evitar el divorcio, y mantener la integridad y duración del matrimonio, Jesús dijo: “…el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? / Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre” (Mateo 19:5, 6).  El amor es eficaz cuando se tiene en mente que el matrimonio es de por vida, y por eso uno ama no de vez en cuando sino siempre.  Pero, si de entrada uno piensa que el matrimonio es un simple contrato o una conveniencia personal, definitivamente no puede amor eficaz, no puede haber amor permanente, y por ello menos va a haber una relación estable, exitosa, y duradera.

Hoy la familia Poot Pat, hijos, nietos, y bisnietos, confirma una vez más que el amor es eficaz cuando se pone en práctica en cualquier relación humana, especialmente cuando se trata de la relación matrimonial.  Han sido sesenta años ininterrumpidos de poner en práctica el deber de amar, y ha sido eficaz cuyo resultado es evidente en que permaneces unidos en este aniversario, y no creo que estén pensando en divorciarse mañana o en los días siguientes.  Han cumplido y están cumpliendo un precepto de la voluntad de Dios de amarse siempre hasta que la muerte los separe.

.

La tercera manera cómo el amor es eficaz para mantener estable y exitoso por toda la vida un matrimonio, es:

III.- AMANDO NO PASIVAMENTE SINO CON PASIÓN.

Hay tres frases en el versículo seis que poéticamente describen cómo es el amor que mantiene estable y exitoso un matrimonio.  Dice a partir de la segunda parte del texto hasta el final: fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seol los celos; sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama” (Cantares 8:6b,c,d). La palabra “fuerte” que se aplica con respecto primero al amor, y segundo al final del versículo se aplica con respecto a la llama de fuego que ilustra la intensidad del amor; la palabra “duros” aunque se menciona directamente con respecto a los celos, también ilustran la intensidad que debe tener el verdadero amor; y la frase que describe a los celos como “brasas de fuego”, ilustran también la intensidad del amor.  Estas palabras, finalmente son solamente débiles palabras que poéticamente describen el amor de una pareja que se ama, y que al amarse no lo hacen de manera pasiva o apagadamente sino que lo expresan con toda su pasión o intensidad.  La versión PDT dice: El amor es más fuerte que la muerte y la pasión más fuerte que el sepulcro. Sus destellos son de fuego, como una llama divina” (Cantares 8:6b,c,d; PDT).  Acertadamente al amor le llama “pasión”, y es muy interesante cuando al describirle como “llama”, le califica como “llama divina” porque el amor que un matrimonio se profesa es una provisión de Dios.  El amor no se vive apagado de sentimientos, emociones, y acciones, sino que se vive con pasión, porque amor es pasión.  La TLA dice también: “¡Tan cierta es la pasión como la tumba! ¡El fuego del amor es una llama que Dios mismo ha encendido!” (Cantares 8:6c,d).  También describe el amor como pasión, y no hay duda que es Dios quien la enciende en el corazón de ambos cónyuges.  La NVI también es muy clara, pues dice: “Fuerte es el amor, como la muerte, y tenaz la pasión, como el sepulcro es el fuego ardiente del amor” (Cantares 8:6b,c,d).  También usa términos como “pasión” y “ardiente” con respecto al amor, los cuales califican la intensidad no pasiva sino apasionada y ardiente del amor que una pareja matrimonial debe compartirse.  Todas estas versiones nos confirman que la práctica de amar en el matrimonio no es una cuestión fría sino es una cuestión de expresar con una fuerte pasión todo el amor que Dios mismo ha encendido en el corazón para el cónyuge desde el primer momento que mutuamente sintieron y comenzó su amor el uno para el otro.

Puedo estar seguro de que don Pedro Poot y doña Nelli Pat, se aman apasionadamente después de sesenta años de estar casados, pues hoy mismo aún exhausto por la enfermedad que le tiene postrado, recordando que hoy es su LX aniversario, don Pedro le dijo varias veces a doña Nelli: Te quiero mucho.  Además los he visto a ambos en una fotografía reciente, me parece que del día del padre en Junio 2016, abrazados los dos; y en otra fotografía de la misma ocasión dándose mutuamente un beso.  Eso es pasión no solamente de los primeros años de casados, sino pasión de toda la vida.

.

La cuarta manera cómo el amor es eficaz para mantener estable y exitoso por toda la vida un matrimonio, es:

IV.- AMANDO CON PROFUNDO CONVENCIMIENTO.

En la primera parte del versículo siete, Salomón dice con respecto al amor que: “Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos (Cantares 8:7a).  En este caso lo compara con una llama de fuego encendido bajo las inclemencias de una fuerte lluvia; y lo compara también con la fuerte corriente del agua de un río que suele arrastrar todo lo que este a su paso si no se encuentra fundamentado sobre alguna roca capaz de mantener firme la casa.

Para que el amor no se apague, ilustrado aquí como si fuera fuego, que a pesar del agua que le cae no se apaga, significa que se trata de que ambos cónyuges están profundamente convencidos de que realmente se aman, no que solamente dependen emocionalmente uno del otro; así que no importa las adversidades que vengan en su vidas, mantendrán encendido la llama divina de su amor.

Para que no lo ahoguen los ríos, debe tratarse de un amor que está verdaderamente fundado en motivos correctos hacia el ser amado.  Salomón trae a la mente del lector u oyente de su poesía la imagen de una casa bien fundada sobre las rocas (o sobre la laja, como decimos nosotros), por lo que no puede ser removida ni por el viento ni por el agua de un río o de una lluvia.  Cuando dice que el amor no se ahoga, es que los cónyuges en vez de complicarse más la vida con los problemas que les llega y tienen que afrontarlos, mejor los dos se interesan por buscar y aportar soluciones.

Don Pedro y doña Nelli, tuvieron que estar convencidos de que cada quien tenía amor el uno para el otro, pues si uno no tiene amor para dar, la relación se va a enfermar y no puede durar tanto.  Que hayan llegado a estos sesenta años de experiencia, no hay duda de que fue porque ambos estuvieron convencidos de que tenían que amar antes que ser amados.  Por ese convencimiento de amor, superaron en todos estos años las inclemencias de las tentaciones, de las carencias, del carácter, etc…, y trabajaron juntos para edificar sus vidas, la de sus hijos, y hasta de sus nietos y bisnietos.

.

La quinta manera cómo el amor es eficaz para mantener estable y exitoso por toda la vida un matrimonio, es:

V.- NO REEMPLAZANDO EL AMOR CON NINGÚN BIEN MATERIIAL.

Salomón termina el versículo siete diciendo: Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían” (v.7 b).  Salomón no era un pobrecito económicamente, pues si con dinero o con riquezas se pudiera dar amor, él hubiese tenido mucha ventaja sobre cualquier persona de su tiempo; pero afortunadamente el amor no tiene su fundamento en el compartir los bienes que uno posee.   Si alguien lo hiciera así, pensando que no importa que fuese un hombre incomprensivo, malvado, violento, etc…, pues lo puede solucionar con regalos costosos, él mismo dice que a tal persona “de cierto lo menospreciarían”.

Salomón tenía muchas riquezas que siempre estaba dispuesto a dar, y hasta mucho más de lo que le pidan, pero no como reemplazo de amor.  En una ocasión la reina de Sabá, abusando de su relación diplomática con el rey Salomón, le pidió un montón de regalos, “Y el rey Salomón dio a la reina de Sabá todo lo que ella quiso, y todo lo que pidió, además de lo que Salomón le dio” (1 Reyes 10:13).  Así que Salomón tenía suficientes bienes que bien pudo haber usado para apantallar a la mujer que pretendía amar, y si se tratara del amor de su vida, pudo haberle dado mucho más que lo que le dio a la reina de Sabá, pero hacia su amada no reemplazó su amor, ofreciendo bienes a cambio, sino que prefirió darle amor nacido del corazón.   Salomón estaba convencido de que el amor para que sea eficaz, no debe reemplazarse con dádivas, pues aunque estas son importantes y necesarias, no son los detonantes del verdadero amor.  El amor comienza con el corazón.

Muchas veces hemos escuchado la decepción de padres que dieron a sus hijos toda clase de privilegios sin límites.  Todo lo que sus hijos les pedían se lo daban sin límites y a manos llenas, pero más tarde se dieron cuenta que lo que sus hijos necesitaban no eran cosas materiales sino el amor de ellos mismos como padres.  Lo mismo ocurre en el matrimonio, lo que más importa es el amor, no el dar tantas cosas.  No sé si en su momento don Pedro y doña Nelli, tuvieron oportunidades de obtener cosas a manos llenas y darse mutuamente regalos costosos; si eso fue así, o aún si no lo tuvieron, todo hace evidente de que su matrimonio no se basó en las cosas materiales, sino en amarse el uno al otro, lo cual es una prioridad para todo matrimonio.

.

CONCLUSIÓN: Amados hermanos, hijos, nietos, y bisnietos, de don Pedro y doña Nelli, en este matrimonio tenemos un ejemplo de que se puede tener un matrimonio estable y exitoso.  Ahora nos toca a nosotros cuidar nuestro respectivo matrimonio. Si usted tiene problemas para amar a su cónyuge, necesita experimentar primeramente el conocimiento del amor de Dios por medio de Jesucristo.  Si usted conoce a Dios por medio de Jesucristo, entonces usted puede amar y tener también un matrimonio estable y exitoso que dure toda la vida, pues el apóstol Juan nos dice que: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” (1 Juan 4:8).  Felicitamos a don Pedro y a doña Nelli, por el amor que se han tenido el uno al otro desde el 2 de Febrero del año 1957.  Dios les siga bendiciendo todos los días de sus vidas.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.