VÍSTANSE DE AMOR, Por: Diego Teh.

VÍSTANSE DE AMOR

Colosenses 3:14.

.
.Predicado por primera vez por el Pbro. Diego Teh Reyes, en la “Cena para Enamorados”, realizado en el Hotel Plaza Mirador (Calle 70 x 67, Mérida), por el ministerio ZONA MATRIMONIOS, de la iglesia “El Divino Salvador” de Mérida, Yucatán; el día viernes 10 de Febrero del 2017, a las 20:00 horas.

.

   INTRODUCCIÓN: Hace como veinte años mi esposa y yo, al visitar a una pareja que llevaban unos pocos años más de casados que nosotros, mientras el esposo lavaba los trastes en la cocina, y la esposa platicaba con nosotros en la sala, ella sin que le hayamos cuestionado, nos presumió inmediatamente que: “En nuestra hogar nosotros compartimos responsabilidades. Si yo preparo la comida, él lava los trastes; si él lo prepara, yo lavo los trastes.  Tanto él como yo, lavamos la ropa, una vez él, una vez yo.  Eso nos ha ayudado a ser estables en nuestro matrimonio”.  No puedo negar, que mi esposa y yo quedamos impresionados.  Incluso ella, me dijo: ¡Ya ves, así deberías hacer tú también!  Tengo que admitir que disfruto ayudar a mi esposa, pero les aseguro que aquel amigo, me superaba demasiado.  Recuerdo que le dije a mi esposa: “Mi amor, no creo poder tanto así como él; pero siempre que yo pueda procuraré ayudar más en casa, y ayudarte cuando necesites de mí”.  Y así nos hemos entendido todos estos más de veinte años.  Pero lo que quiero observar es que nuestros amigos ejemplares que nos impactaron, terminaron divorciándose pocos años después. ¿Qué sucedió con esa relación?  Sucedió lo mismo que ha sucedido a otros muchos matrimonios.  A pesar de que hacían muchos esfuerzos para agradarse el uno al otro, era mayor el descuido que se tenían el uno al otro, al no hacer las cosas por y con amor para beneficio de ellos mismos.  En otras palabras, por falta de amor, tuvieron que acabar con su matrimonio.  Esta cena para enamorados que ha sido llamado VIVIR EL AMOR tiene como objetivo que usted no acabe con su matrimonio.

Para ello he venido a compartirles la palabra de Dios, basado en el texto lema junto con el cual se promovió este evento.  Se trata de un versículo de la epístola del apóstol Pablo a los Colosenses, capítulo tres, versículo que dice: “Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto” (Colosenses 3:14; RV60).  Pero consulté la NVI de la biblia para ver si usaba otra palabra para la palabra “vestíos”, y encontré que dice: “vístanse”, que en toda la frase dice: “Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto”.  Es entonces de esta versión que tomé el título para este mensaje que lleva por nombre: “VÍSTANSE DE AMOR”.

Basado en estas palabras apostólicas he venido a predicarles que vestirse de amor tiene diversas aplicaciones.  / ¿Cuáles son las diversas aplicaciones que tiene el vestirse de amor? / En este momento les compartiré algunas de las aplicaciones que tiene el vestirse de amor.  Espero que de cada aplicación, tenga sentido para usted, y encuentre usted la manera de aplicarlo a su propia vida.

.

La primera aplicación que tiene el vestirse de amor, es que:

I.- CONSISTE EN EXPRESAR EL AMOR DE DIOS QUE PERSONALMENTE UNO HA EXPERIMENTADO.

Lo primero que debemos considerar es la responsabilidad que en la RV60 leemos como “vestíos de amor”, pero que la NVI de la biblia traduce como “vístanse de amor” (NVI).  Esta frase no es nada más que una expresión retórica para decir lo que en vocabulario literal es lo mismo que “ámense unos a otros” (TLA).  Vestirse de amor, no se trata de vestirse para tu cónyuge con una ropa que esté decorada con corazoncitos, sino se trata de dar amor incondicionalmente que uno tiene que compartir a su cónyuge.  Pero, ¿cómo es posible que usted pueda amar, si seguramente usted que se conoce muy bien, sabe que es capaz de anteponer sus intereses personales, y de reaccionar con su mal carácter?, y ¿Cómo es posible que usted pueda amar aun a la persona que en determinado momento solamente le ha demostrado a usted un trato de rechazo?  Es difícil, pero es posible si uno aprende cómo Dios nos trata a nosotros los pecadores.

Hay una escena en la película “A prueba de fuego” en la que Caleb Holt (Kirk Cameron) esposo de Catherine Holt (Erin Bethea), acude a su padre John Holt (Harris Malcolm) para comentarle que su esposa es “terca, me lo hace todo difícil siempre, es mal agradecida, siempre está dominando y manipulando por algo”, […] “yo creía que después de lavar el auto, cambiar el aceite, lavar los platos, limpiar la casa, podría demostrarme un poco de gratitud, pero no lo hace. Cuando vuelvo a casa, me hace sentir como un enemigo. No soy bienvenido en mi propia casa papá y eso me molesta mucho.  Papá en las últimas semanas me inclinado ante ella, le he tratado de demostrarle que todavía me interesa mi familia, le compré flores que tiró a la basura, he aguantado sus insultos y su sarcasmo, pero anoche se acabó.  Preparé la cena, hice lo que pude para demostrarle que la quiero y que la valoro mucho y ella me escupió en la cara, y eso es una falta de respeto.  Ella no merece esto papá.  No lo haré más.  ¿Cómo puedo mostrarle amor a alguien una y otra vez cuando siempre, siempre, siempre, todo lo que hace es rechazarme?”  La respuesta que sabiamente le da su papá fue muy sencilla pero cierta: “No puedes amarla porque no puedes dar lo que no tienes”. Luego este buen padre, le explica a Caleb que “Dios te ama aunque no lo merezcas, aunque lo rechaces, aunque le escupas en la cara. Dios envió a Jesús a morir en la cruz por nuestros pecados, porque te ama. La cruz no significaba nada para mí hasta que fui hacia ella, pero cuando lo hice, Jesucristo cambió mi vida.  Allí fue cuando comencé a amar a tu madre.  Hijo no puedo resolver esto, es entre tú y el Señor.  Pero te amo demasiado como para no ser sincero. ¿No ves que necesitas su amor? ¿No ves que necesitas perdón?” Caleb responde que sí[1].  Es en ese momento que Caleb invoca el amor de Dios por medio de Jesucristo para su vida, y comienza un cambio primeramente en él, que se vuelva en un resultado maravilloso a favor de una buena relación en su matrimonio.  Gracias al amor de Dios que aceptó para su vida, pudo salvar su matrimonio, a prueba de fuego.

Estimados asistentes a esta cena para enamorados, cuando se tiene problemas para amar, es necesario reenfocar la vida estableciendo una relación espiritual con Dios entendiendo de qué manera actúa y demuestra su amor hacia nuestras vidas.  Cuando uno hace esto, los intereses personales centrados en uno mismo, cambia; el carácter deliberadamente malo de una persona es transformado para manifestar amor.  Entonces, no importa si uno sufre rechazo hasta de tu propia familia, entonces siempre tendrás amor para dar.  Cuando uno es cristiano, aplica lo que dice el apóstol Pablo a los romanos, de que “el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:5).  Usted está capacitado para amar a ese esposo, a esa esposa, que quizá en este momento no está en sintonía con usted.  Su matrimonio puede ser mejor si usted o mejor si ambos, buscan entender y experimentar primero el amor de Dios.

.

La segunda aplicación que tiene el vestirse de amor, es que:

II.- ES LA MEJOR SOLUCIÓN PARA TENER UNA PERFECTA RELACIÓN DE ENAMORADOS.

Las palabras del texto apostólico en Colosenses 3:14, texto que hoy estamos analizando, inmediatamente después de decir: “vestíos” (RV60) o “vístanse de amor” (NVI), dice refiriéndose siempre con respecto al amor: “que es el vínculo perfecto” (RV60 y NVI).  La TLA traduce esta cuestión del “vínculo perfecto”, de una manera más entendible diciendo con respecto al amor que “es el mejor lazo de unión”.  Aunque hay cierta discrepancia entre iglesia e iglesia, y hasta entre ministros acerca de la práctica de usar lazos en las ceremonias nupciales, hay ministros quienes no tenemos inconveniente para usarlo, pues no lo usamos como garantía sino como símbolo que de alguna manera ilustra el amor que debe unir a la pareja de manera perfecta, por lo que no es un lazo ceremonial sino solamente el amor que se tienen el uno al otro lo que hace que un matrimonio tenga “el vínculo perfecto”.

Algunos también tienen la tendencia de exigir a su iglesia que determinado ministro de su confianza, preferencia, o amistad, sea quien oficie la ceremonia de su boda, haciendo un lado al ministro que en virtud de su oficio e instalación en su iglesia es a quien le corresponde oficiar la ceremonia.  Sin embargo, esto tampoco garantiza una unión perfecta, pues la unión perfecta no consiste en un lazo físico de una cuerda ceremonial, ni de un ministro de culto aunque este se encuentre en una buena relación con Dios, sino que el amor es “el mejor lazo de unión”, el amor “es el vínculo perfecto”.

Estimadas parejas de enamorados que hemos venido a esta cena de enamorados, nadie se vaya de aquí únicamente con la satisfacción del rico menú que hoy nos va a ser servido.  Todos debemos irnos con la mentalidad de que el amor de Dios que por su gracia Él ha depositado en nuestra vida, nos ha puesto en capacidad de dar amor a nuestro cónyuge.  Ahora, si usted se da cuenta de que no sabe mucho del amor de Dios, pues propóngase estudiar la doctrina del amor de Dios.  La iglesia “El Divino Salvador” está abierta para ayudarle a usted a estudiar este tema, y así acrecentar su amor a favor de su cónyuge.

.

La tercera aplicación que tiene el vestirse de amor, es que:

III.- REQUIERE ABANDONAR COSAS QUE DE ORIGEN SON PECAMINOSAS.

Es importante observar que nuestra frase clave para esta reflexión dice que: “sobre todas estas cosas vestíos de amor” (Colosenses 3:14), pero ¿sobre cuáles cosas todas?  Quiero decirles que en los versículos previos a este nuestro texto clave, el apóstol Pablo les había mencionado a los Colosenses dos grupos de “cosas” que deben ser evitadas especialmente por un creyente en Jesucristo para poder expresar amor verdadero especialmente a su cónyuge.

El primer grupo de versículos son los versículos 5 al 7, que dice: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; / cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, / en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas” (Colosenses 3:5-7).  Pablo usa el término “cosas” para referirse a pecados como “cosas por las cuales la ira de Dios viene”, ira que afortunadamente no debe venir sobre usted porque no es para usted sino para los hijos de desobediencia, pues usted si es cristiano/a no es considerado como hijo desobediente, porque usted no estará interesado en practicar las cosas “desordenadas”, o sea pecados que  atraen la ira de Dios sobre quien las practica.  Según el apóstol Pablo esas cosas son lo “terrenal” que debemos hacer morir si alguna vez estas cosas/pecados han tomado lugar en nosotros y si llegó a ser nuestra manera de proceder.  Se trata de cosas que de ninguna manera expresan amor, sino todo lo contrario.  Fueron cosas que en otro tiempo nos hicieron vivir carentes de amor, por lo que ahora no debe ser nuevamente parte de nuestra práctica cotidiana, pues lo terrenal está en total contraste y oposición con los valores eternos o celestiales, Una persona enamorada que es cristiana no busca fornicación, no busca hacer cosas impuras, no se deja dominar por pasiones desordenadas, porque estas cosas dañan y hasta eliminan el poco amor que uno ha estado construyendo en su relación matrimonial.  Si estas cosas llegan a la vida de una persona que sigue a Jesucristo, tal persona sabe que tiene que tomar el control de la situación antes de que estas cosas le dominen y le corrompan, porque si estas cosas le atrapan, fallaría en amar a su cónyuge, pero si las abandona inmediatamente, entonces queda vestido de amor para seguir amando.

El segundo grupo de versículos son los versículos 8 y 9 que dicen: “Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. / No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos” (Colosenses 3:8,9).  El apóstol Pablo, habla de otras “cosas” que también deben ser dejados para que uno pueda expresar amor sincero especialmente a la persona de la cual uno está enamorado, pues les ordena: “ahora dejad también vosotros todas estas cosas”.  Y entre la lista de cosas que hay que dejar, él menciona solo algunas como ejemplo, pues la lista debería ser mayor, sin embargo analice usted si estas “todas estas cosas” no son las que a usted le están perjudicando en su matrimonio: “ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. / No mintáis…”.

Estimados hombres enamorados y mujeres que han venido hoy a esta cena para enamorados, es mejor evitar practicar las cosas terrenales, impuras, desordenadas, y pecaminosas que no visten a uno de amor sino todo lo contrario.  Mejor “vístanse de amor”.  No es conveniente que usted esté siendo infiel a su cónyuge; no debe usted dejarse gobernar por la ira; no debe usted dejar que el enojo consuma su amor que con mucha dificulta ha estado construyendo; no debe usted hacer malicia en contra de su cónyuge, pues finalmente usted mismo se está haciendo daño; usted no debe hablarle palabras blasfemas a su cónyuge, pues usted al mismo tiempo estará ofendiendo a Dios, pues su cónyuge a pesar de todo, es la imagen de Dios que no debe por ningún motivo ser blasfemada; usted no debe hablarle palabras deshonestas a su cónyuge; y usted tampoco debe mentir a su cónyuge, porque quien miente a alguien con respecto a algo que uno mismo se ha comprometido, finalmente no miente solo a otra persona, sino también miente a Dios, y en ello hay una gravedad.  Si alguno es dominado por alguna de estas cosas, tiene que abandonarlas antes que sus efectos destructores sean irreversibles.

.

CONCLUSIÓN: Amados matrimonios de enamorados que hoy estamos presentes en este evento, voy a concluir rogándoles como el apóstol Pablo: “VÍSTANSE DE AMOR”, amor que solamente se consigue del amor de Dios.

————————————–

[1] Ver el fragmento de la película en el siguiente enlace: https://youtu.be/nS_84Mb8HSM

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.