JESÚS SE ENCUENTRA CON UN HOMBRE RELIGIOSO, Por: Diego Teh.

JESÚS SE ENCUENTRA CON UN HOMBRE RELIGIOSO.

Juan 3:1-15;

Santiago 1:26-27.

Predicado por primera vez por el Pbro. Diego Teh Reyes, en la iglesia “El Divino Salvador” de Mérida, Yucatán; el día domingo 09 de Abril del 2017, a las 11:00 horas.

.

   INTRODUCCIÓN: Los seres humanos por naturaleza, porque fuimos creados con la imagen y semejanza de Dios que ahora se encuentra empañada por los efectos del pecado, inconscientemente queremos acercarnos a Dios, pero no podemos hacerlo correctamente por nosotros mismos. Incorrectamente la humanidad queriendo acercarse a Dios, se ha creado en la mente ideas de cómo es Dios, y las ha representado con imágenes de otras personas, objetos, y hasta animales a los que ha llamado “dios”. A otras personas ni siquiera les importa escoger algún dios de la multitud de los falsos dioses que solamente son producto de la mente y creatividad humana, pues simplemente les atrae la organización humana de los que siguen a determinado falso dios, de tal manera que lo único que les satisface es saber que pertenecen a una organización más no porque prefieran a cierto falso dios. Hay quienes equivocadamente creen que encuentran a Dios en alguna representación física que resulta ser un falso dios, y hay quienes creen que encuentran a Dios en una organización por sus doctrinas y actividades, pero están tan lejos del verdadero Dios. Y esto no solamente ocurre a personas que se encuentran en religiones consideradas como del paganismo, sino incluso ocurrió en personas dentro del mismo judaísmo del antiguo pueblo de Dios, y aun en las actuales denominaciones del mismo cristianismo.

En nuestra historia bíblica tenemos a un hombre llamado Nicodemo que se unió a una organización religiosa llamada fariseísmo. No representaban a Dios con ningún objeto, persona, o animal.  En ese sentido estaban bien, pues no pretendían imponer su imaginación de cómo es Dios. Nicodemo se había hecho miembro de dicha organización, y había incluso llegado a ser “un principal entre los judíos” (v. 1), y a quien Jesús mismo le reconoce como “maestro de Israel” (v. 10); pero aun perteneciendo al fariseísmo, aun siendo un principal, y aun siendo un maestro en este caso de la misma palabra del Dios verdadero, se hace evidente que pretendía buscar a Dios en aquella organización farisea, pero sin tener una relación espiritual con Dios. En su historia hay muchas evidencias de su deficiente espiritualidad. Primero se ve su deficiencia espiritual en las dos preguntas que él hace a Jesús con respecto al nacer de nuevo: “¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?” (v. 4). Segundo se ve su deficiencia espiritual en la pregunta que Jesús le hace cuando le dice: “¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?” (v. 10). Tercero se ve su deficiencia espiritual cuando Jesús le dice: “Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?” (v. 12). Nicodemo solamente había sido religioso satisfecho por pertenecerá una organización, mas su espiritualidad no era la correcta.

Así que en el encuentro que tuvo Jesús con este hombre religioso llamado Nicodemo, aprendemos que el ser solamente religioso sin tener una relación espiritual con Dios es causa de muchas deficiencias espirituales. / ¿Qué deficiencias espirituales pueden darse en una persona religiosa que no tiene una relación espiritual con Dios? / A través de este mensaje, les voy a compartir algunas deficiencias espirituales que son consecuencias de ser solamente un religioso sin relación espiritual con Dios.

.

La primera deficiencia espiritual de una persona religiosa que no tiene una relación espiritual con Dios, es que:

I.- SOLAMENTE PERTENECE A UNA RELIGIÓN, PERO NO AL REINO DE DIOS.

El relato de Juan en el capítulo 3 acerca de Nicodemo dice que: “Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos” (v. 1). Lo primero que resalta es su pertenencia a la organización religiosa “de los fariseos”. Quizá eso no hubiese estado mal si la espiritualidad de Nicodemo fuese correcta, pero como Jesús percibe que Nicodemo tenía una deficiencia espiritual, le tuvo que decir “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (v. 3). El énfasis para Nicodemo era que, aun siendo fariseo, si no había nacido espiritualmente de nuevo “no puede ver el reino de Dios”. Nicodemo queda sorprendido de su misma deficiencia y le externa a Jesús sus dudas, diciéndole: “¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?” (v. 4), pero la respuesta de Jesús siguió siendo la misma, e insistentemente le vuelve a aclarar que “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (v. 5). La religión o denominación cristiana a la que uno decida pertenecer no significa que por ello uno ya pertenece al reino de Dios, pues siempre hará falta la espiritualidad del nuevo nacimiento.

.

La segunda deficiencia espiritual de una persona religiosa que no tiene una relación espiritual con Dios, es que:

II.- SOLAMENTE ESCALA PUESTOS RELEVANTES ANTE LA GENTE, PERO ESO NO LE LLEVA ANTE DIOS.

En el mismo primer versículo en el que San Juan nos dice que “Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo” añade un detalle que indica cómo la religión había hecho de Nicodemo, ¿un qué?: “un principal entre los judíos” (v. 1). Toda organización religiosa tiene procedimientos para iniciarse como miembro, así como llegar a ser un oficial u alto directivo. En su tiempo el fariseísmo no fue la excepción, pues a Nicodemo le había dado prestigio no solo en el interior del fariseísmo en el cual había llegado a ser “maestro” (v. 10), sino también en la comunidad civil en el que era apreciado como “un principal”. Pero, ¿de qué sirve ser reconocido como un principal si su puesto y prestigio no le relacionaban con Dios? Dios no quiere ver en las personas, cuánto son reconocidas, homenajeadas, y aceptadas por la sociedad en la que vive, sino lo que Dios quiere ver en cada persona es cómo uno se acerca verdaderamente a Él para agradarle a Él antes que a la gente.

Para agradar a Dios, el autor de la epístola a los Hebreos nos dice: “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6). De nada sirve que uno sea galardonado por los hombres si uno no puede contar con el galardón de Dios. De nada sirve tener una religión si uno no busca agradar a Dios sino solo a los hombres.

.

La tercera deficiencia espiritual de una persona religiosa que no tiene una relación espiritual con Dios, es que:

III.- SOLAMENTE ACUMULA CONOCIMIENTOS, PERO NO LOS EXPERIMENTA.

Ya hemos estado observando que Nicodemo no era solamente principal entre la comunidad judía, sino en el mismo interior de su religión “de los fariseos”, era un “maestro”.  Obviamente, un maestro que toma en serio su función docente, no es uno que espontáneamente busca que decir a sus discípulos o alumnos, sino que es una persona que se prepara no solamente con la cabeza o el cerebro sino también con el corazón. Así como es responsable de organizar sus conocimientos, es responsable de enseñar con amor y paciencia. Pero cuando se trata de enseñar la palabra de Dios, no es solamente usar el cerebro como la biblioteca de conocimientos que se adquieren para compartir, no solamente consiste en usar el corazón para enseñar con amor y paciencia; sino que se necesita una preparación espiritual que requiere una comunicación directa con el autor de dicha palabra por medio de la oración, lo cual se puede dudar de una persona que no ha nacido de nuevo porque ni siquiera sabe qué es nacer de nuevo. También no solamente se necesita orar al Autor de la palabra revelada, sino que cada enseñanza debe ser llevada a la práctica de tal manera que los discípulos entiendan con facilidad que lo que les es enseñado sí funciona, pero qué práctica se puede esperar de una persona que no ha nacido de nuevo porque ni siquiera sabe que es nacer de nuevo.

La pregunta que Jesús le hace a Nicodemo, revela la deficiencia espiritual de Nicodemo. Jesús le pregunta: “¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?” (v. 10). De acuerdo a diversos textos del Antiguo Testamento acerca de tres promesas esenciales del Pacto: La reunión de Israel, la transformación espiritual del pueblo de Dios, y el reinado del Mesías sobre Israel y todo el Mundo; los fariseos creían que las primeras dos promesas ya se estaban cumpliendo, aunque solamente en parte. Entendían el nuevo nacimiento como la transformación espiritual del pueblo de Dios, mas no como una transformación personal sino comunitaria, y que solamente faltaba el cumplimiento de la tercera promesa que tiene que ver con el reinado del Mesías, así que nadie ni mucho menos un fariseo pensaba en la necesidad de nacer de nuevo[1]. Así que la pregunta de Jesús a Nicodemo: “¿…no sabes esto?”, dejaba en evidencia su deficiencia espiritual como maestro de Israel entre los fariseos, conocimiento y práctica que debería ser el primero en saberlo y experimentarlo. La religión no es solamente para mirar si los demás están en la voluntad de Dios, sino para que uno mismo viva en la voluntad de Dios, pues si esto no se cumple, vana es la religión y el religioso que solo promueve y acumula conocimiento sin experimentar la voluntad de Dios.

.

La cuarta deficiencia espiritual de una persona religiosa que no tiene una relación espiritual con Dios, es que:

IV.- SOLAMENTE ESCUDRIÑA LA VERDAD, PERO NO TIENE INTENCIÓN DE CREERLA.

En realidad, Nicodemo tenía amplio conocimiento no de una sino de muchas verdades de Dios. En realidad, no era un total ignorante del nuevo nacimiento, sino solamente interpretaba y entendía a medias y a conveniencia tal requisito de Dios. Después de explicarle cómo funciona el nuevo nacimiento, Jesús le hace una observación importante, diciéndole: “Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?” (v. 12). Estas palabras de Jesús dejan bien claro el estado espiritual deficiente en el que se puede llegar a encontrar a una persona que solamente se escuda en la religión. Es una persona que se conforma con lo que sabe a medias, sin ocuparse en aprender una verdad completa, pero por cierto lo que sabe es porque por conveniencia le ha interesado saberlo y aprenderlo. Jesús califica a tal persona igual que un incrédulo porque si se le ha enseñado una verdad en un lenguaje claro y sencillo, y simplemente no quiere creerlo, ¿qué otro recurso se podrá utilizar con esta persona? Hasta Jesús le dice a Nicodemo: “¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?”. La clave de una vida espiritual apropiada que no queda estancada en solo religión vana es creer las verdades de Dios.

Cuando Jesús le dice a Nicodemo: “…no creéis, ¿cómo creeréis…?”, incluía a todos sus correligionarios fariseos que seguían más la tradición de su religión que lo que es verdad de Dios. En el caso de Nicodemo, por más que Jesús le estaba explicando la verdad, simplemente no podía entenderlo y creerlo. Su pregunta: “¿Cómo puede hacerse esto?” (v. 9), dirigida a Jesús revela no su interés de entender y creer la verdad sino el grado de su incredulidad. De nada sirve que alguien busque saber y aprender más de lo que ya sabe, sino tiene ni la mínima intención de creer la santa y bendita palabra de Dios. La religión del mucho saber y no estar dispuesto a creerlo y experimentarlo es solamente una deficiencia espiritual que debe ser superada y corregida con la fe en que toda revelación de Dios es la verdad que lleva a la relación espiritual con Dios ahora y para la eternidad.

.

La quinta deficiencia espiritual de una persona religiosa que no tiene una relación espiritual con Dios, es que:

V.- SOLAMENTE ESTÁ EN EL NÚMERO DE UNA MEMBRESÍA, PERO POR NO SER CREYENTE SIGUE PERDIDO ETERNAMENTE.

En la explicación final que Jesús hace acerca de sí mismo, le dice a Nicodemo que: “…como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, / para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (w. 14,15). Con esto, Jesús estaba anunciando que él tenía una razón esencial para la cual vino a este mundo, y lo ilustró con un acontecimiento que se dio como 1500 años atrás en los días del profeta Moisés cuando en el desierto donde transitaban los israelitas hacia la tierra prometida, surgieron por orden de Dios un sinfín de serpientes descritas en la biblia como “serpientes ardientes” (Números 21:6) que mordían a las personas e irremediablemente morían. Pero Dios para evitar la mortandad le ordenó a Moisés “Hazte una serpiente ardiente, y ponía sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. / Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía” (Número 21:8,9).

Jesús, anticipando que él sería colgado no en una asta sino en una cruz para morir por el pago de los pecados de sus elegidos, le dice a Nicodemo que: “así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, /para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Con estas palabras, Jesús le estaba diciendo a Nicodemo que a pesar de ser un fariseo de religión se encontraba perdido en condenación por toda la eternidad igual que todos sus correligionarios. También le estaba dejando bien claro que la vida eterna no puede ser hallada en la religión como el fariseísmo, sino solo en Jesús, por su muerte y por sus méritos delante de Dios. La religión por lo general solamente ofrece como en una iglesia local, una membresía que de ninguna manera saca personas de la perdición eterna, ni da vida eterna a nadie; lo cual Jesús sí puede hacer.

CONCLUSIÓN: Amados oyentes, para concluir quiero hacerles un llamado a cinco cosas:

1.- Valorar la importancia de pertenecer al reino de Dios que vale mucho más que solo gloriarte en saber que eres presbiteriano, bautista, metodista, Pentecostés, católico romano, o de cualquier otra denominación, aunque sea de corte realmente cristiano. Vale más pertenecer al reino de Dios que ostentar un nombre que solo identifica una inclinación religiosa.

2.- No usar la religión cristiana solamente como un medio o trampolín para obtener cualquier beneficio como la fama, el dinero, el poder, u otro interés; porque el único beneficio que vale la pena encontrar en la religión cristiana es una relación espiritual con Dios por medio de Jesucristo, pues solo así se alcanza salvación y vida eterna.

    3.- No dedique usted tiempo solamente para saber por saber, sino procure que el conocimiento de cada verdad sea una experiencia real en su vida. No sea usted de las personas que solo practican lo que les conviene a sus intereses, sino practique usted para gloria de Dios todo lo que aprende de su palabra.

    4.- No sea usted un religioso incrédulo, sino que cada conocimiento que la palabra de Dios le ilumine, recíbala con una fe verdadera porque es solamente con fe que las promesas de Dios se convierten en bendiciones efectivas.

    5.- Más que ser miembro de una iglesia local, cerciórese que el personaje central de su vida sea Jesucristo. Ser miembro de una iglesia local es importante pero no para encontrar salvación sino para lo que ya han encontrado salvación en Jesucristo. Cerciórese también de que nadie esté robando en usted la centralidad que solo Jesucristo debe ocupar en su vida. Si algún ministro o líder de la iglesia está ocupando en lugar de obediencia que solo Jesucristo merece, ¡cuidado! Jesucristo fue el único que fue levantado en la cruz por usted, no un ser humano semejante a usted.

Dios bendiga a usted y a su palabra. Conviértase en una persona relacionada con Dios por medio de Jesucristo, y no solamente relacionado con la lista de una religión.

——————————————-

[1] Leer: https://enduringword.com/comentario/iuan-3/ Parte A.2.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.