SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, Por: Diego Teh.

SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE.

.

Éxodo 28:1-14, 41-43; y Hebreos 7:22-28.

.

Predicado por el Presbítero: Diego Teh Reyes, el miércoles 17 de abril 2019, a las 19:30 horas, en la iglesia “El Divino Salvador” de Mérida, Yucatán.

.

Este sermón corresponde al número 05 de la serie: SOLO JESÚS.

   INTRODUCCIÓN: De las 17 veces que en la epístola a los Hebreos se menciona el título: “SUMO SACERDOTE”, 6 veces se refiere al cargo del máximo representante humano del sacerdocio que hubo entre los israelitas durante un período como de 1500 años y que fue desempeñado por muchos sacerdotes que ocuparon esta dignidad; pero 11 veces se refiere a Jesucristo como “SUMO SACERDOTE” no de los israelitas, sino de los elegidos de Dios, de los que se han hecho sus discípulos, o lo que es lo mismo, SUMO SACERDOTE de la iglesia de Dios.  En Hebreos 4:14-16 en dos ocasiones se refiere a Jesús como: “UN SUMO SACERDOTE”, primero en el versículo14 y luego en el 15.  Aunque la primera vez que lo menciona en el versículo 14 le antepone el adjetivo: “GRAN”, refiriéndose a él como “UN GRAN SUMO SACERDOTE”.  Nuestra lectura en Hebreos 7, es un capítulo que resalta con amplitud la superioridad de Jesús con respecto a la función sacerdotal de su ministerio.  Pero específicamente en los versículos 22 al 28, presenta diversas razones por las que solo él es nuestro sumo sacerdote.  Por eso, ahora, les voy a predicar que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE por diversas RAZONES extraordinarias. / ¿Cuáles son las RAZONES extraordinarias por las que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE? / En este mensaje me propongo exponerles brevemente cinco de estas RAZONES extraordinarias.

.

   La primera RAZÓN extraordinaria por la que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, es:

I.- PORQUE SOLO JESÚS NO TUVO PECADO.

   En el capítulo 7 versículo 26 se nos dice que: “… tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, …” (Hebreos 7:26).  En toda la historia de Israel, hasta los tiempos de Jesús tuvieron unos 65 sumos sacerdotes, y hasta la destrucción de Jerusalén unos 15 sumos sacerdotes más; unos 80 en total[1], pero ninguno de ellos fue como Jesús, sin pecado, que se pueda decir de él que fue: “santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores”.

   Es por eso que Jesús no fue solamente un sacerdote superior, sino un sumo sacerdote sin comparación con todos los legítimos sacerdotes y sumos sacerdotes de Dios que sirvieron a Israel para mediar entre el pueblo de Dios con Dios mismo.  Hebreos 4:15, en la segunda parte del versículo, nos dice que Jesús: fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado”, no así como los sumos sacerdotes de Israel, todos sin excepción.

.

   La segunda RAZÓN extraordinaria por la que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, es:

II.- PORQUE SOLO JESÚS NO OFRECIÓ SACRIFICIO POR SÍ MISMO.

   En el capítulo 7 versículo 27 leemos en cuanto a Jesús en su calidad de sumo sacerdote “que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo” (Hebreos 7:27).  Cuando el apóstol recalca que los sumos sacerdotes del pueblo de Israel, ofrecían primero “sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo”, nos informa que a pesar de la cercanía de su ministración casi directa entre los hombres y Dios, estaban realmente al mismo nivel de pecadores que cualquier otro ser humano.  Su oficio sagrado de representar al pueblo de Dios no los hacía perfectos, por eso es que ellos tenían primeramente que santificarse mediante un sacrificio personal antes de ofrecer los sacrificios de la gente a quienes ellos servían.  Así que un sumo sacerdote en Israel, no dejaba de ser la imagen de un hombre pecador que para sí mismo necesitaba un sacrificio por él mismo. Pero en el caso de Jesús, no fue necesario que él ofreciese un sacrificio por él mismo, y luego otro para favor de la gente.

.

   La tercera RAZÓN extraordinaria por la que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, es:

III.- PORQUE SOLO JESÚS HIZO UN SACRIFICIO SUFICIENTE.

   Hablando de la eficacia del sacerdocio y sacrificio supremo de Jesús, el apóstol, en la segunda parte del versículo 27 del capítulo 7, dice: porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo” (Hebreos 7:27b).  En la historia de Israel, los sacerdotes (no los sumos sacerdotes), todos los días tenían que ofrecer sacrificios por el pueblo; y el sumo sacerdote tenía que ofrecer cada año un sacrificio durante la fiesta de la Pascua; de tal manera que según los años de su cargo, ofrecerá la misma cantidad de sacrificios, porque si bien cada sacrificio es válido, ninguno era suficiente, de tal manera que era necesario en otra ocasión un nuevo sacrificio.  Una de las razones de la insuficiencia de aquellos sacrificios es que los animales usados en realidad no representaban nuestra raza humana.  Pero, Jesús en su propio cuerpo humano representó nuestra raza humana, y siendo perfecto por el auxilio de la naturaleza divina que también había en él, al ofrecerse a sí mismo como sacrificio, fue por ello totalmente eficaz y suficiente “una vez para siempre”.  Esto solo fue hecho por Jesús, quien por eso se ganó el título de nuestro Sumo Sacerdote.

.

   La cuarta RAZÓN extraordinaria por la que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, es:

IV.- PORQUE SOLO JESÚS FUE ELEGIDO NO POR LA LEY SINO POR JURAMENTO DIVINO.

   En Hebreos 7:28, leemos una explicación más acerca de cómo es que Jesús es el sumo sacerdote de nosotros los creyentes.  Dice este versículo: Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre” (Hebreos 7:28).  Tanto en el libro de Éxodo como en el libro de Levítico (libros que, en su conjunto, y otros tres libros de Moisés, son considerados como la Ley), tenemos los estatutos y procedimientos de cómo los israelitas constituirían a los sumos sacerdotes, pero como bien observa el apóstol, dicha ley solamente constituye “a débiles hombres”.  Pero, este no es el caso de Jesús, quien es nada menos que el “Hijo” (así lo dice el versículo 28), pero “Hijo” unigénito de Dios, quien fue constituido SUMO SACERDOTE por juramento divino.  Es el juramento al que se refiere el rey David en su salmo mesiánico, cuando dice: “Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec” (Salmo 110:4), o sea, que Jesús fue electo sumo sacerdote por Dios mismo, lo que lo hace supremo o sumo, a diferencia de los que son electos por los procedimientos de la ley.

.

   La quinta RAZÓN extraordinaria por la que SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, es:

V.- PORQUE SOLO JESÚS ES SUMO SACERDOTE PARA SIEMPRE.

   En el capítulo 7 en la última frase del versículo 28, leemos que dice en cuanto a Jesús como sumo sacerdote, que él fue: hecho perfecto para siempre” (Hebreos 7:28c).  En otras palabras, Jesús comenzó a ser nuestro sumo sacerdote desde el momento de su muerte, pero lo sigue siendo hasta el día de hoy.  Habiendo muerto una vez, como es necesario que le ocurra a todo ser humano, él resucito para no morir nunca más. Él nunca tiene que ser reemplazado por otro sumo sacerdote, sino solamente él lo es y será para siempre. Estará ahí para nosotros mucho después de que mueran todos aquellos de quienes dependemos, como nuestros padres.

   En Hebreos 4:14-16, tenemos más descripciones de lo que Jesús como nuestro sumo sacerdote para siempre hace por nosotros.  Lo hizo por los cristianos del primer siglo, y lo sigue haciendo ahora en pleno siglo XXI.  Por ejemplo, el versículo 15 recalcando la simpatía de Jesús por los que somos sus discípulos, nos dice el apóstol que: no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado” (Hebreos 4:15).  Y para los cristianos que oramos, incluso para quienes no tienen el hábito de orar, el apóstol cariñosamente instruye que por la disponibilidad de Jesús como nuestro único sumo sacerdote: “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno Socorro” (Hebreos 4:16).  Por eso, es que cuando oramos, Jesús como sumo sacerdote, es quien intercede por nosotros a nuestro Padre celestial, para que las cosas que pedimos, Dios las responda para nuestro bien o el de su obra.  Es por eso que cuando tenemos que orar lo hacemos “confiadamente”, porque estamos seguros que por él vamos a “hallar gracia”, vamos a recibir “el oportuno socorro” que muchas veces nos hace falta.

.

      CONCLUSIÓN:  Desde el surgimiento del romanismo, estos se han gobernado por medio de un hombre conocido como sumo pontífice a quien también le denominan: Su santidad.  En agosto del 2016, un grupo de judíos que están en planes de construir un tercer templo en Jerusalén (el primero fue el construido por Salomón; el segundo fue el construido por Herodes, el tercero está en proyecto), eligieron a un hombre a quien ahora llaman sumo sacerdote, aun sin haber todavía un templo en el que este hombre ministrase[2].

   Pero, para nosotros ya no hay necesidad de sumos sacerdotes terrenales porque Jesús ya es nuestro sumo sacerdote, y solamente él lo es para nosotros, porque la misma Sagrada Escritura así lo presenta.  En nuestras iglesias presbiterianas ni los pastores, ni los cuerpos de gobierno superiores, ocupan el lugar supremo que solamente le corresponde a Jesucristo, porque aceptamos que él, y solamente él, es el “sumo sacerdote de nuestra profesión” (Hebreos 3:1).  En la Constitución de la iglesia Nacional Presbiteriana de México, artículo 4, reconocemos que la iglesia que pertenece a Jesús: “está dirigida por Él y Él mismo es la Cabeza de la iglesia”; y en el artículo 16 de la misma constitución, en el principio 13 fundamentado en la doctrina reformada, aceptamos que: “la forma de gobierno que hemos adoptado, está supeditada a la autoridad de Cristo a quien reconocemos como Jefe Supremo y Cabeza de la iglesia”.   Así que para nosotros SOLO JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE.

————————————————————-

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Sumos_sacerdotes_de_Israel

[2] https://www.noticiacristiana.com/israel/2016/08/nuevo-sumo-sacerdote-elegido-israel.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.