AHORA QUE OYES LA VOZ DE DIOS, Por: Diego Teh.

AHORA QUE OYES LA VOZ DE DIOS

Hebreos 3:7-11.

.

Predicado por el Presbítero: Diego Teh Reyes, el sábado 8 de junio 2019, a las 19:30 horas, durante un concierto evangelístico presentado por el ministerio de alabanza de la iglesia “El Divino Salvador” de Mérida, Yuc.  El concierto se llevó a cabo en la calle 37 x 40 y 42, en el parque infantil del Fracc. Piedra de Agua, de Umán, Yucatán.

.

   INTRODUCCIÓN: Muy buenas noches a todos, estimado público.  Esta noche hemos venido hasta este lugar a compartirles un mensaje acerca de Jesucristo con respecto a lo que uno debe hacer cuando escucha la voz de Dios.  Jesucristo explicó en una ocasión: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, / 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:27-28). ¿Notaron cómo responden las “ovejas”, palabras que aquí representan a las personas que son o deciden ser de Jesucristo?  La primera manera de cómo estas personas responden a Jesús es que oyen su voz, y la segunda manera es que le siguen.

   Especialmente, a todas aquellas personas que desean saber y conocer más acerca de Jesucristo el Hijo de Dios, hoy venimos a traerles la voz de Dios.  La voz de Dios, no significa que usted va a escuchar una voz tronante desde los cielos, no significa que Él personalmente va a tomar estos micrófonos, sino cuando se habla acerca de la voz de Dios, se trata de la comunicación de su voluntad a las personas por medio de personas que están conociendo esta voluntad de Dios.

   Para ello, permítanme leerles lo que un apóstol de Jesucristo escribió a los hebreos o israelitas de su tiempo, citando un antiguo salmo que según el autor cuenta con la debida inspiración divina.  Las palabras que él cita son las del salmo 95, cuyas palabras para cada uno de los que hoy están escuchando, dice: “… Cuando oigan hoy su voz, / 8 no endurezcan el corazón como lo hicieron los israelitas cuando se rebelaron, aquel día que me pusieron a prueba en el desierto. / 9 Allí sus antepasados me tentaron y pusieron a prueba mi paciencia a pesar de haber visto mis milagros durante cuarenta años. / 10 Por eso, estuve enojado con ellos y dije: “Su corazón siempre se aleja de mí. Rehúsan hacer lo que les digo”. / 11 Así que en mi enojo juré: “Ellos nunca entrarán en mi lugar de descanso” (Hebreos 3:7b-11; NTV).

   Las palabras que usted acaba de escuchar tienen una antigüedad aproximada de 3,000 años, pero todavía conserva el poder inspirador y transformador del Espíritu Santo, lo que lo hace vigente para que usted y yo seamos instruidos en las cosas de Dios el día de hoy.  A partir de ello, ahora voy a compartirles específicamente que: Una persona que escucha la voz de Dios, debe responder con DECISIONES que agradan a Dios. / ¿Cuáles son las DECISIONES que agradan a Dios con las que debe responder una persona que escucha la voz de Dios? / Por medio de las palabras de este salmo inspirado de Dios, permíteme explicarte algunas de las DECISIONES que ello nos comunica.  Así que, por favor, en el lugar donde te encuentras, presta la debida atención para que esta noche comiences a disfrutar los beneficios de escuchar la voz de Dios.

.

   La primera DECISIÓN que agrada a Dios con la que debe responder una persona que escucha la voz de Dios, es:

I.- HACERLE CASO A DIOS HOY MISMO.

   Estoy seguro que muchos de los que hoy estamos aquí, y de ustedes los que me están escuchando a distancia, somos gente que todos los días estamos bastante ocupados en muchas cosas que no siempre logramos terminarlo diaria o semanalmente, y siempre decimos: Mañana lo hago, mañana lo termino; o la otra semana lo veo, …etc.  Estamos acostumbrados a dejar cosas para otra ocasión.

   Pero, estimado oyente, LA VOZ DE DIOS hoy nos dice, hoy te dice: “… Cuando oigan hoy su voz, …” (Hebreos 3:7b; NTV).  El sentido de estas palabras es como el eslogan popular de una empresa, que dice: ahorita lo pides, ahorita lo tienes.  En el caso de la palabra de Dios, es: hoy le escuchas, hoy le respondes.  Se trata de nuestra vida espiritual, se trata de la decisión que determinará el lugar donde podrías gloriosamente pasar la eternidad; entonces esta decisión no la puedes dejar para lo otra semana, ni siquiera para el día de mañana.  La voz de Dios nos dice que es HOY; HOY, pero en el sentido de: AHORA MISMO le haces caso a Dios.

   Usted que escucha hoy LA VOZ DE DIOS, ¿le hará caso a Dios hoy mismo?

.

   La segunda DECISIÓN que agrada a Dios con la que debe responder una persona que escucha la voz de Dios, es:

II.- NO ALEJES DE DIOS TU CORAZÓN.

   Dentro de las palabras del salmo citado por el apóstol a los cristianos hebreos, luego de recordarles como muchos de sus antepasados no hicieron caso a Dios, y por ello recibieron el castigo que por ello se merecieron, Dios dice de ellos que: “Su corazón siempre se aleja de mí”.

   Estimado oyente, talvez eres de las personas que luchan entre querer buscar y acercarse a Dios, pero tan pronto como lo intentan, en poco tiempo desisten de buscarle.  Este es un problema que tiene su origen en el corazón espiritual del ser humano.  No es fácil cuando el pecar y otros intereses se anteponen en nuestra decisión de buscar a Dios.  Todos tenemos esa lucha, por lo que no debes desistir.  Hoy es una nueva oportunidad para tu vida para que tu corazón alejado de Dios, se acerque nuevamente a él.

   Allá donde estás escuchando LA VOZ DE DIOS, por favor, NO ALEJES DE DIOS TU CORAZÓN, porque pones en peligro tu vida personal, tu matrimonio, tu vida familiar, y lo peor de todo tu vida eterna cuando ya no estés más en este mundo.  Hoy debes tomar la decisión de NO alejar de Dios tu corazón, sino acercarlo a Él.

.

   La tercera DECISIÓN que agrada a Dios con la que debe responder una persona que escucha la voz de Dios, es:

III.- NO ENDUREZCAS TU CORAZÓN CONTRA DIOS.

   El salmo citado a los hebreos, después de decir: ““… Cuando oigan hoy su voz”, añade: 8 no endurezcan el corazón …”.   Cuando la palabra de Dios describe un corazón endurecido contra Dios, se trata de personas que las veces que escuchan la palabra de Dios, e incluso un consejo de algún cristiano, o hasta solamente una invitación a un evento como éste, su corazón en vez de hacerse reflexivo para darse cuenta que tiene una gran necesidad que solamente Dios puede suplirle, esta persona inmediatamente sin darse tiempo para hacer esta reflexión, inmediatamente decide que no quiere nada ni con una iglesia, ni con la persona que le invita, y lo que es peor ni siquiera con Dios.

   Estimado oyente, en esta noche que usted está escuchando LA VOZ DE DIOS que nos ofrece vida para el alma, para ahora y para la eternidad, por favor, no endurezcas tu corazón contra Dios.  Si se tratase de alguien que quiere hacerle daño a tu vida, entonces, tienes todo el derecho de endurecer tu corazón contra esa persona, pero Dios no es esa persona que te quiere hacer daño sino todo lo contrario.  Él quiere hacer un bien a tu vida, y a la mía. NO ENDUREZCAS TU CORAZÓN CONTRA DIOS.

.

   LLAMAMIENTO: Estimados oyentes, ha sido un privilegio hablarles esta noche acerca de la voz de Dios.  Ahora, quiero preguntar a todos los que me escuchan en los asientos que están frente a mí en esta cancha, pero también a quienes me escuchan alrededor de esta cancha detrás de las mayas, a los que están al fondo detrás de la cancha en el tianguis, ¿alguno de ustedes querrá hacerle caso a Dios hoy, más bien ahora mismo?  Recuerda que se trata de la mejor decisión que quizá nunca antes has tomado durante tu vida y que determina una gran bendición para tu vida personal, para tu matrimonio, para tu trabajo, para tu empresa o negocio, pero sobre todo para tu eternidad gloriosa cuando ya no estés más aquí en esta tierra.  Es una decisión relevante que debes tomar hoy mismo.

   Estimado oyente, quizá eres de las personas que han luchado con interesarse en las cosas de Dios, pero no has sido persistente.  Hoy te invito que tomes la decisión de retomar esa bendita relación de fe en Dios y en su Hijo Jesucristo para que él sea tu Salvador.  No dejes que tu corazón y vida se siga alejando más de Dios.  Esa sí que es una decisión fatal.  Mejor da el paso esta noche de acercarte de nuevo con Dios.  Te invito que reconsagres tu vida a Él. / Estimado oyente, espero que tu mente no esté enojada contra la palabra de Dios en este momento.  Si es así, entonces tienes un gran problema porque tu enojo contra Dios y su palabra te está poniendo en condiciones miserables en esta vida.  Creerás ser feliz, pero no lo eres y estás sufriendo en tu interior.  No puedes estar bien con tu familia, por más que lo intentes a lo máximo.  Necesitas hacerle caso a Dios.

   A todos en general: No importa si estás en esta cancha, en los alrededores, lejos de este espacio, o si me escuchas desde tu casa, te invito que con la más profunda sinceridad que puedas tener en tu corazón, le digas a Jesucristo la siguiente oración: Señor Jesús, he escuchado tu voz que me ha dicho qué debo hacer.  Reconozco que he hecho y hago lo malo delante de ti.  Te necesito para mi vida personal y familiar.  Te necesito para la salvación eterna para no ir al infierno del que habla tu palabra.  Perdona todos mis pecados.  Entra a mi corazón, y toma el control de mi vida desde ahora y para siempre.  Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.