LA OBRA DE LA IGLESIA ES INDESTRUCTIBLE, Por: Diego Teh.

LA OBRA DE LA IGLESIA ES INDESTRUCTIBLE.

Nehemías 4:1-20.  Hechos 5:34-42.

Predicado por el Presbítero: Diego Teh Reyes, el miércoles 27 de noviembre 2019, a las 19:00 horas, en la iglesia “Bethel” del H. Presbiterio del Mayab, A.R. en la ciudad de Ticul, Yucatán; en la ocasión de su acción de gracias por su XV aniversario.

.

   INTRODUCCIÓN:  En Hechos 5, encontramos el relato de Gamaliel un respetado doctor de la ley, presentando argumentos de defensa a favor de los apóstoles Pedro y Juan quienes habían sido apresados por predicar a Jesucristo.  Gamaliel recordó ante los jueces un par de incidentes que se estima ocurrieron respectivamente como 7 años antes[1] y aproximadamente 6 años antes del nacimiento de Jesús. Su recordatorio fue el siguiente: “… antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada. Después de éste, se levantó Judas el galileo[2], en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados” (Hechos 5:36-37).  Ambos protagonistas eran religiosos que pensaron que estaban en lo correcto cuando no lo estaban.  Los finales de sus respectivos movimientos dejan ver que sus iniciativas no eran de Dios.  El argumento de Gamaliel es que tanto Teudas como Judas el Galileo y sus respectivos seguidores “fueron dispersados”, y “reducidos a nada”, porque sus iniciativas, no eran de Dios; porque si fuesen de Dios, entonces sus respectivas obras no se hubiesen desvanecido, ni se hubiesen destruido como ocurrió con ellos.

   Pero, Gamaliel les puso un reto a los jueces, primero para que no se metieran contra la obra que es de Dios porque luchar contra Dios no es luchar contra un débil enemigo, y segundo les pidió que no sean ellos quienes actúen contra la obra de los apóstoles porque si lo que ellos predicaban acerca de Jesucristo no es de Dios, el tiempo lo demostrará porque entonces se desvanecerá como se desvanecieron las obras de Teudas y Judas.  En la conclusión de la participación de Gamaliel defendiendo a los apóstoles, les dijo a los jueces: “Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; / mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios” (Hechos 5:38-39).  En esta explicación del doctor Gamaliel es claro que la obra que es de Dios nada ni nadie la puede destruir.

   De estas palabras de Gamaliel inspiradas para la defensa y propagación del evangelio, lo que ahora voy a predicarles en este día del XV aniversario de esta amada iglesia Betel, en esta ciudad de Ticul, es que: La obra de propagación del evangelio que la iglesia realiza es indestructible por RAZONES relacionadas con Dios.  Esto lo predico aquí delante de ustedes para que tengan pendiente que la obra de Dios que comenzó en esta ciudad hace como un siglo atrás, y que de una u otra manera ha crecido y se ha extendido en diversas zonas de la ciudad, nunca va a ser destruida absolutamente por nada.  La obra de Dios que esta amada iglesia Betel realiza es indestructible por su naturaleza que no procede del hombre sino de Dios mismo.  / Pero, ¿cuáles son las RAZONES relacionadas con Dios por las cuales la obra de propagación del evangelio que la iglesia realiza es indestructible? / En este mensaje me propongo compartirles algunas de estas RAZONES relacionadas con Dios.

.

   La primera RAZÓN relacionada con Dios por la cual la obra de propagación del evangelio que la iglesia realiza es indestructible, es:

I.- PORQUE NINGUNO DE LOS ELEGIDOS DE DIOS SE PERDERÁ.

   El apóstol Pablo les explicó a los Efesios que a los creyentes en Jesucristo, Dios: “… nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, / en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad” (Efesios 1:4-5).  Este escogimiento se llevó a cabo una sola vez “antes de la fundación del mundo”, lo cual implica que el número de los que han de ser salvados por Dios no aumenta ni disminuye todos los días cada vez que alguien cree en Jesucristo o cuando alguien niega la fe en él, sino que desde la eternidad el número está determinado sin margen de aumento o disminución; y mientras queden personas escogidas por Dios para salvación que todavía no han sido salvas, la obra de Dios continuará.  Por los que faltan por ser alcanzados mediante la obra de Dios que la iglesia realiza al evangelizar, la obra de Dios no podrá ser destruida.

   En el libro de los Hechos de los Apóstoles encontramos que en la ciudad de Corinto, tan solo por haber creído un hombre llamado Justo, y otro llamado Crispo junto con su familia, Dios por medio de una visión le dijo al Apóstol Pablo: “No temas, sino habla, y no calles; / porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad” (Hechos 16:9b-10). Cuando la obra de Dios ha comenzado en una ciudad, es para que esa obra no se detenga, sino que siga creciendo.

   No he recibido visión como el apóstol Pablo, pero estoy seguro que en esta ciudad de Ticul, Dios todavía tiene “mucho pueblo” no solamente en esta generación sino en las generaciones de los años, décadas, y siglos venideros que todavía no han nacido y que necesitarán ser alcanzadas con el evangelio y la salvación.  Los elegidos de Dios están y seguirán naciendo en esta ciudad, y ninguno de ellos se perderá.  Por eso la obra actual de evangelización que ésta y todas las iglesias llevamos a cabo en esta ciudad, no puede ser destruida por el hombre.  Mientras queden personas por ser alcanzadas por el evangelio, la obra de Dios continuará; y ustedes son responsables de llevar a cabo esta obra evangelizadora.

.

   La segunda RAZÓN relacionada con Dios por la cual la obra de propagación del evangelio que la iglesia realiza es indestructible, es:

II.- PORQUE LA LABOR DE JESUCRISTO ES EFICAZ PARA LOS ELEGIDOS.

   En la ocasión que Jesús enseñó a la gente que él es El Buen Pastor, les explicó acerca de esta eficacia de su labor diciéndoles: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, / y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. / Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10:27-29).  Por esta eficacia de Jesús junto con la mano de su Padre celestial, todo lo que ha comenzado a realizarse a favor de los elegidos de Dios, no puede ser destruido por nada ni por nadie.  Todas las vidas están protegidas por las manos no solamente del Padre sino por las manos de Jesús.  Es un cuidado eficaz para las ovejas de Jesús El Buen Pastor.

   Con respecto a este tema de la eficacia de la labor de Jesús, el apóstol Pablo en su epístola a los Filipenses les escribió: “… que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1:6).  Jesús no solamente perfecciona a un creyente durante el tiempo que dure la vida del creyente, sino que Dios siempre está perfeccionando a los creyentes de todas las generaciones y lo seguirá haciendo hasta el mismo día del regreso de Jesucristo. Él no dejará de hacer eficazmente lo que ha comenzado tanto en la vida personal de los ya salvados, como en la totalidad de los elegidos que deben ser alcanzados.  Se trata de una obra indestructible porque es la obra de Jesús que eficazmente se cumple en la vida de los elegidos de Dios para salvación.

   Así que iglesia Betel, aunque ustedes vean que hay personas que rechazan el evangelio de Jesucristo, no se desanimen.  En aquellos que creen en Jesucristo, su obra salvadora se cumplirá eficazmente, y la iglesia Betel sentirá el gozo de haber sido usada por Dios para alcanzar a los antes perdidos para condenación.

.

   La tercera RAZÓN relacionada con Dios por la cual la obra de propagación del evangelio que la iglesia realiza es indestructible, es:

III.- PORQUE EL EVANGELIO QUE PREDICAMOS ES PODER DE SALVACIÓN.

   El apóstol Pablo en su epístola a los romanos, dice del evangelio que: “… es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree” (Romanos 1:16a).  Si el evangelio no tuviese poder para salvación ni para otros beneficios espirituales, entonces sería cualquier noticia o información que no cuenta con la anuencia de Dios.  Las doctrinas de los filósofos griegos de antaño o de los tiempos de Jesús y de los apóstoles y aun de tiempos posteriores como hasta el día de hoy, no tienen poder alguno para salvar a nadie de la condenación eterna.  Ni siquiera las doctrinas teológicas de estos filósofos tenían poder salvador, porque sus concepciones filosóficas no eran más que el resultado de sus propios razonamientos humanos que no cuentan con la inspiración de Dios.  Al no ser revelación de Dios sus doctrinas filosóficas no tuvieron ni tienen poder alguno para traer salvación y vida espiritual a un solo pecador, pues lo único que revelan en sus doctrinas es el arte de sus pensamientos, mientras más profundos solamente más humanos sin poder.

   Las enseñanzas de los filósofos por más que fuesen filosofías teológicas que pretendan enseñar lo que razonan acerca de Dios, no llegan ni siquiera al nivel del poder de la predicación de un profeta de la antigüedad o de un apóstol del nuevo testamento, o de un predicador cristiano de la actualidad que solo tiene formación básica en teología, por el hecho de que la filosofía griega no era revelación de Dios, y por no ser siquiera una interpretación de las Sagradas Escrituras del judaísmo.  Por eso el apóstol Pablo les escribió a los Colosenses diciéndoles: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Colosenses 2:8).  Las filosofías del razonamiento meramente humano no llevan a Cristo en el núcleo de su contenido, y si no lleva a Cristo en su contenido no puede tener ningún poder para salvación.

   Amados hermanos, esta amada iglesia Betel, tiene en su propia vida a Cristo el único y verdadero salvador indestructible.  Tiene en sus propias manos la Santa Palabra que en su contenido lleva a Cristo como el mismo poder salvador.  Mientras sea este Cristo y esta Santa Palabra de Dios que ustedes prediquen, el poder del evangelio seguirá salvando personas, salvación que nadie podrá impedir ni interrumpir, y hará que la obra de Dios siempre prospere y no sea destruida por nada y por nadie jamás. Así que adelante amados hermanos, el evangelio siempre ha sido y siempre será poderoso, y no hay poder que lo detenga ni destruya.  Ustedes solo sigan compartiendo el evangelio, y solito el evangelio aplicará su poder salvador en las personas que la escuchen.  Hasta muchos de los enemigos del evangelio se rendirán ante su poder salvador, porque se darán cuenta que lo necesitan más que cualquier cosa de esta vida.  Que este XV aniversario de esta iglesia sirva de impulso para llevar al mundo el “poder de Dios para salvación”.

.

   CONCLUSIÓN: Amados hermanos, la obra de los apóstoles jamás pereció, sino que a casi XXI siglos después todavía permanece, pues con el paso de los siglos llegó hasta aquí con nosotros, y seguirá indestructible hasta la eternidad.  Hasta el mismo San Pablo, antes Saulo, quien perversamente persiguió esta obra de Dios, finalmente se dio cuenta que la obra antes hecha por los apóstoles y miles de creyentes, no era obra de hombres sino de obra de Dios, y se convirtió en el apóstol que más contribuyó para que el evangelio fuese conocido en muchísimas ciudades de todo el imperio romano.

   En cuanto a la obra de salvación que Dios hace en la vida de los que creen en Jesucristo, Jesús mismo, autor de esta obra dijo que: “las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18b).  Con estas palabras Jesús garantizó la indestructibilidad no solamente de la obra evangelizadora sino también de su iglesia.  Desde entonces, la iglesia de Jesucristo que surgió desde la venida del Espíritu Santo en un día de Pentecostés, aunque millones de cristianos han sido martirizados, ellos fueron triunfantemente salvos, y sin duda alguna ahora mismos están en la celestial y eterna presencia de Dios.  Pero, aunque los creyentes mueren ya sea por causas naturales o por ser asesinados, hasta el día de hoy la iglesia todavía existe y siempre existirá hasta que Jesucristo vuelva a esta tierra, mientras tanto nunca será destruida ni por hombres, ni por la muerte, ni por el diablo mismo.  Y aun después de que todo acabe en este mundo la iglesia seguirá existiendo en la eternidad.  ¡Qué gloriosa iglesia a la que cada uno de los creyentes en Jesucristo pertenecemos!  Vale la pena que después de este XV aniversario, ustedes sigan difundiendo la obra indestructible de Dios que tiene su efecto en el corazón de los elegidos de Dios en esta ciudad en donde ustedes viven.

   Permítanme compartirles que apenas el jueves 21 de noviembre de este año (hace 6 días), en Los Ángeles, California, Estados Unidos, la compañía automotriz Tesla Motors, presentó el prototipo de su vehículo eléctrico llamado Cybertruck, que saldrá a la venta en el 2021.  Una de las supuestas características de este vehículo es que es considerado “indestructible”.  Pero en la ceremonia de presentación de este vehículo, su carrocería fue golpeada fuertemente con un mazo, y aparentemente no sufrió daño alguno.  Pero, lo que no cumplió con la expectativa fueron los cristales supuestamente indestructibles.  Elon Musk, propietario de la compañía Tesla, pidió a su colaborador Franz von Holzhausen que lanzase una bola metálica contra la ventanilla izquierda, la del chofer, e inesperadamente el impacto del metal fracturó el cristal.  Musk pidió de nuevo a su colaborador que arrojara la misma bola de acero contra la siguiente ventanilla del mismo lado izquierdo que tenían a la vista.  Cuando el colaborador obedeció la instrucción, igualmente esta otra ventanilla también se rompió.  Musk, bastante incómodo por la situación explicó que previamente: Lanzamos llaves inglesas, lanzamos todo tipo de cosas, incluso lanzamos un lavadero, y no se rompió. Por alguna razón un poco rara se rompió esta noche, no sé el porqué[3]. Esto nos recuerda que mientras algo sea terrenal, no puede tener garantía de ser indestructible.   Pero, la obra a la cual se refirió el doctor Gamaliel que no puede ser destruida es la obra de Dios que no procede de una empresa terrenal y humana, y ni siquiera de un corazón o mente humanos, sino de Dios.  Es esta obra que ustedes y nosotros también realizamos.  Esta obra de Dios vale la pena ser compartida a nuestros familiares, vecinos, conocidos, amigos, contactos, y compañeros de trabajo.  Vale la pena porque lleva a las personas a un encuentro salvador y eterno con Dios.

   Muchas felicidades de parte de Dios por la misión que ustedes como iglesia Betel llevan a cabo en esta ciudad.  Que estos XV años hayan sido solamente los primeros años de una obra que inició para que sus frutos sean para siempre y para la eternidad.  Que Dios les bendiga amados hermanos.

=============================

[1] Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo; TEUDAS; https://www.iglesiapueblonuevo.es/index.php?codigo=bio_teudas

[2] Este Judas mencionado por Gamaliel no fue de los discípulos de Jesús, sino que fue un dirigente político-religioso judío que ofreció resistencia armada al censo que con propósitos fiscales había sido decretado en la provincia romana de Judea por el legado romano en Siria, Quirino, en el año 6 d. C.[2]”, 36 años antes del ministerio de los discípulos de Jesús.

[3] El País; El cristal “indestructible” del nuevo vehículo de Tesla se rompe en plena presentación;

https://elpais.com/elpais/2019/11/22/videos/1574430122_655587.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.