GUÍA A TUS NIETOS A CRISTO, Por: Diego Teh.

guiaatusnietosaCristo

 GUÍA A TUS NIETOS A CRISTO

Varios.

 Predicado por primera vez por el Pbro. Diego Teh Reyes, en la congregación “Unidad en Cristo” de la col. Unidad Morelos, de Mérida, Yuc; el día viernes 09 de Mayo del 2014; a las 19:00 horas; en el marco de la 6ta de 8 conferencias de la Semana del Hogar Cristiano.

 

    INTRODUCCIÓN: Ser abuelo(a) es un honor que muchos pueden disfrutar con el paso de los años.   La Biblia dice que “Corona de los viejos son los nietos,…” (Proverbios 17:6).  Tener un nieto es como ser coronado de él y declarado rey, privilegio nunca antes experimentado en la vida.  Es un tipo de regencia muy diferente al de un monarca nacional o imperial quien usa su autoridad, pues en este caso el abuelo usa su cariño y su experiencia, y de una manera muy especial si es un abuelo temeroso de Dios.

    Sin embargo,  existen hogares donde los padres de familia por motivos a veces justificables y a veces no, rechazan el apoyo de sus hermanos(as), de los padres tanto del esposo o de la esposa (los abuelos paternos y maternos).   A veces escuchamos palabras como estas: “No te metas con mis hijos.  Es asunto mío.  Yo sé lo que les debo decir o enseñar”.   Una antigua revista del 1890 comenta que “Muchos hijos han sido completamente arruinados debido a la interferencia de parientes o amigos en el gobierno de su hogar. Las madres nunca debieran permitir que sus hermanas o madres interfieran en el debido manejo de sus hijos. Aunque la madre haya recibido la mejor educación posible de su madre, sin embargo, en nueve casos de diez, como abuela echará a perder a los hijos de su hija al complacerlos y alabarlos con poco juicio. Se pueden desbaratar todos los esfuerzos de la madre mediante esa conducta. Como regla, es proverbial que los abuelos no estén capacitados para educar a sus nietos. Los hombres y mujeres debieran tributar todo el debido respeto a sus padres; pero en lo que atañe a la educación de sus propios hijos, no debieran permitir ninguna interferencia sino mantener en sus manos las riendas del gobierno”[1].

    Es verdad que la educación de los hijos siempre es un privilegio y deber de los padres, y nunca se debe renunciar a ello dejándolo ni siquiera en manos de una iglesia, ni de otras personas, incluyendo a los abuelos.   Pero las familias cristianas y los abuelos cristianos, deben mutuamente estar de acuerdo que los abuelos, no que interfieran en la autoridad educativa hacia sus nietos, sino que permanentemente sean un apoyo espiritual para ellos, con la finalidad de que guíen a sus nietos a procurar una relación salvadora con Dios por medio de Jesucristo.

    En fin lo que en este momento quiero compartirles es que los abuelos cristianos deben transmitir la fe salvadora a sus nietos por las siguientes razones:

.

    La primera razón por la que un abuelo cristiano debe transmitir a sus nietos la fe salvadora, es:

I.- PORQUE HA TENIDO EXPERIENCIA EN ENSEÑAR Y VIVIR LA FE.

   Un caso muy particular en la Biblia es el de la abuela Loida que como madre instruyó en la fe a su hija Eunice; y esta Eunice no fue muy obediente a las enseñanzas de su madre pues terminó casándose con un hombre griego sin interés en las cosas de Dios.   Quizá por eso se hizo aún más necesaria la intervención de apoyo espiritual de Loida para guiar hacia la fe en Cristo a Timoteo, hijo de Eunice, y nieto de Loida.    La misma madre de Timoteo necesitaba a alguien que la apoyara en la educación cristiana de su hijo.  Y quién mejor preparada para hacerlo sino una buena abuela cristiana.   En los años de juventud de Timoteo ya todo un hombre comprometido como pastor en la obra misionera, el apóstol Pablo le escribe una carta diciéndole que se acordaba de: “…la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también” (2ª  Timoteo 1:5 RV60).  Y en palabras de otra versión leemos: “Me acuerdo de tu fe sincera, pues tú tienes la misma fe de la que primero estuvieron llenas tu abuela Loida y tu madre, Eunice, y sé que esa fe sigue firme en ti” (NTV).   La educación en la fe, puede auxiliarse del apoyo de los abuelos cristianos.

    Los abuelos si creyeron desde la época cuando crecieron a sus hijos, con más razón tuvieron experiencia en educar a sus hijos.   Saben cómo actuar cuando los niños, adolescentes o jóvenes no aceptan la fe.   Por eso su apoyo es muy valioso.

    Usted que es abuelo(a) aproveche esta experiencia cuando la familia de sus hijos, yernos o nueras, no se lo impidan.  Aproveche su experiencia de fe para orientar a sus nietos.

.

    La segunda razón por la que un abuelo cristiano debe transmitir a sus nietos la fe salvadora, es:

II.- PORQUE ES UN MANDATO DADO POR DIOS.

  Al antiguo pueblo de Dios, Israel, Moisés les dio este mandamiento: “Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos” (Deuteronomio 4:9).  Con estas palabras, observamos que hay una clara instrucción acerca de la adecuada intervención de un abuelo para el bien espiritual de un nieto, pues es hijo de su hijo.   El nieto no es un extraño para el abuelo.   El abuelo no es un extraño para la familia.   Dios todavía pone esa responsabilidad en ellos.   Si usted es un padre o madre de familia, no menosprecie el esfuerzo que los abuelos hacen por sus nietos.   Es una obediencia que ellos hacen a Dios.

    Aunque los abuelos por lo general son apapachadores, y no se miden en dar cariño y ofrecer regalos a sus nietos, eso no es lo más importante que un abuelo cristiano puede y debe hacer; se requiere además, una influencia espiritual positiva, un ejemplo de fe y virtud, que le serán más útiles a los nietos.   Un(a) bebé recién nacido(a) no es solo un bebé más, un niño que está creciendo, un adolescente que tiene muchas inquietudes, un joven que está definiendo los intereses de su vida, son almas por las cuales Cristo murió, y necesitan ser guiado(a)s al conocimiento salvador, primeramente como deber de los padres, luego por el miembro más cercano de la familia que está en la fe, y allí pueden entrar en acción los abuelos.   Luego pueden intervenir los hermanos de la iglesia como evangelizadores, los maestros, pastores, etc…, pero no sin antes alguien de la familia como los abuelos mismos.

    Los padres, deben dejar que los abuelos de cristianos de sus hijos, los aconsejen.   Los nietos deben buscar a sus abuelos cristianos para pedirles consejos acerca de la voluntad de Dios.

.

    La tercera razón por la que un abuelo cristiano debe transmitir a sus nietos la fe salvadora, es:

III.- PORQUE HACERLO PRODUCE SATISFACCIÓN.

   El Salmo 128 contiene una hermosa descripción de la satisfacción que un padre de familia y que un abuelo debe disfrutar por ver a sus nietos ser personas de bien, y que por su obediencia a Dios les va bien, y son una bendición para el hogar mismo.   Dice el mencionado Salmo “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos.   Cuando comieres el trabajo de tus manos, bienaventurado serás, y te irá bien.  Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.   He aquí que así será bendecido el hombre que teme a Jehová.   Bendígate Jehová desde Sion, y veas el bien de Jerusalén todos los días de tu vida, y veas a los hijos de tus hijos.   Paz sea sobre Israel” (Salmo 128).    Eso de ver a los hijos de tus hijos es una dicha.   Qué hermoso es poder ver a los hijos así como a los nietos dedicarse al servicio a Dios.   Es una satisfacción saber que contribuimos en sus vidas para orientarlos a hacerlos hombres y mujeres de bien por la fe en el evangelio de Jesucristo.

    El apóstol Juan considerándose gente adulta y madura, llamándose con toda propiedad como “anciano” (3 Juan 1:1), aunque no se refería a sus hijos de sangre, sino que con cariño a aquellos que aconsejó en el camino de la fe les llama hijos, dice acerca de ellos: “No tengo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad” (3 Juan 1:4).}

    Usted como abuelo cristiano se sentirá satisfecho en ver u oír que sus nietos a quienes ha aconsejado andan en el camino del Señor, por eso no deje de hacerlo.

.

    CONCLUSIÓN: Quiera Dios que si usted es padre o madre, le permita esta gracia a los abuelos de sus hijos que compartan con ellos la fe en Jesucristo.   Quiera Dios que si usted es abuelo o abuela, no solamente los apapache, sino que los apoye con su ejemplo y palabras a que consagren sus vidas al servicio de Dios.   Y desde luego, háganlo con todo respeto.   Nunca pongan a los nietos en contra de sus padres y a favor de ustedes como abuelos, pues su deber no es hacer eso sino solamente guiar a sus nietos a Cristo.

   Según las conclusiones expuestas en el anuario de temas[2], para este tema:

   1.- Los abuelos debemos instruir a nuestros nietos en la Palabra del Señor, compartiendo la fe que Dios nos ha dado en nuestros corazones.   Podemos enseñarles textos bíblicos, cantos cristianos y narraciones de la Biblia.

   2.- Los abuelos pueden sembrar semillas de fe en los corazones de sus nietos, semillas que fructificarán en actos de amor a Dios, a sus padres y a todas las personas que los conozcan; frutos de cariño, respeto y amor.

   3.- La enseñanza de la fe por los abuelos puede ser apoyada en oraciones constantes por sus nietos, porque Dios cumpla el proyecto de vida para cada uno de ellos, como Pablo oraba por su discípulo Timoteo.

   4.- Los abuelos tendrán la oportunidad de ver a sus nietos compartir la Palabra de Dios si les dieron fundamentos para una fe real y profunda hacia Dios y su Palabra.  “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6).


[1] Revista adventista Pacifica Health Journal, Enero de 1890.

[2] Anuario de Temas, de la Unión Nacional de Sociedades Femeniles, de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México; Publicaciones El Faro; 2014; p. 117.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.