CUATRO INTERVENCIONES DE DIOS DURANTE NUESTRA VIDA, Por: Diego Teh.

CUATRO INTERVENCIONES DE DIOS DURANTE NUESTRA VIDA

Isaías 46:3-4.

Predicado por el Presbítero: Diego Teh Reyes, el sábado 25 de enero 2020, a las 20:00 horas, en la congregación “Luz de Vida” de la colonia Bojórquez, de Mérida, Yucatán, durante el culto de acción de gracias por el cumpleaños # 91 del hermano Antonio Yupit.

   INTRODUCCIÓN: De estos dos versículos que hemos leído, quiero que observen que en la segunda mitad del versículo 4, hay una serie de frases expresadas por Dios, usando Él el pronombre personal “YO”, diciendo: “yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré” (Isaías 46:4b, RV60).  Pero, estas 4 afirmaciones de Dios, tienen relación especialmente con todo lo que Él mismo dice en el versículo 3 y en la primera mitad del versículo 4, en el que hace una explicación de cómo Él interviene en todas las etapas de la vida humana, que va desde la concepción, el embarazo, el nacimiento, y todos los momentos de la vida, incluyendo la etapa de la tercera edad.  Y tomando en cuenta que nuestro hermano Antonio se encuentra en una de estas etapas de la vida en la cual Dios siempre no está ausente, sino que siempre interviene en la vida de las personas, escogí estos dos versículos para predicar especialmente cada una de las 4 últimas frases del versículo 4, donde personalmente Dios dice: “yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré” (Isaías 46:4b, RV60).  Don Antonio Yupit, puede reconocer estas acciones de Dios, porque cada una de ellas han sido parte de su experiencia.

   Basado en estas palabras de Dios con relación a las etapas de la vida, lo que voy a predicarles es que Dios recalca su intervención en todas las etapas de la vida humana haciendo cuatro grandes AFIRMACIONES. / ¿Cuáles son las cuatro grandes AFIRMACIONES con las que Dios recalca su intervención en todas las etapas de la vida humana? / Permítanme presentarles cada una de estas grandes AFIRMACIONES.

.

   La primera grande AFIRMACIÓN con la que Dios recalca su intervención en todas las etapas de la vida humana, es:

I.- “YO HICE”.

   La primera frase de esta exposición es la que dice: “YO HICE”.  Con ello, no solamente es una referencia a la creación original de un hombre y de una mujer hechos directamente con sus propias manos, sino también es una referencia al milagro del inicio de la vida y la formación de un nuevo ser desde el momento de la concepción y durante toda la gestación humana.  Es acerca de esta intervención en la etapa prenatal de un ser humano a la que Dios se refiere cuando llamando o convocando a los israelitas, le llama diciéndoles: “los que sois traídos por mí desde el vientre, los que sois llevados desde la matriz” (v. 3, RV60).  La Traducción en Lenguaje Actual, traduce esta parte diciendo: “Yo los he cuidado desde antes que nacieran” (v. 3, TLA), enfatizando que desde esta parte de formación y gestación de todo ser humano, Dios no está ajeno, sino que forma parte de todo ello, cuidando no solamente a la criatura en formación sino hasta su propia madre.  La Nueva Traducción Viviente por su parte, dice: “Los he protegido desde que nacieron; así es, los he cuidado desde antes de nacer” (v. 3, NTV).

   Amado hermano Antonio, Dios tiene razón cuando refiriéndose a la vida humana, dice: YO HICE. Por eso se puede decir que no solamente hizo o creo a Adán y Eva, sino como bien dice el autor del salmo 100: El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos” (Salmo 100:3b).  Gracias a Dios que hizo a un hombre llamado Antonio Novelo, con una gracia de vida de más 91 años.

.

   La segunda grande AFIRMACIÓN con la que Dios recalca su intervención en todas las etapas de la vida humana, es:

II.- “YO LLEVARÉ”.

   La segunda frase de esta exposición es la que dice: “YO LLEVARÉ”.  La RV60 no amplía con mucha claridad este aspecto de la intervención de la vida humana, pero según la TLA él les recuerda a los israelitas: “los he llevado en brazos / y seguiré haciendo lo mismo hasta que lleguen a viejos y peinen canas” (v. 3c, 4a).  La atención que una madre lleva a cabo con su bebé es lo mismo que Dios hace con el ser humano, aun desde antes de nacer, y no importa su uno ya ha cumplido 12 años que no se sienta tan niño, o 18 años que no se sienta tan atado a papá y mamá, o 30 años por ser ya un adulto, o 65 por ya haber pasado a la tercera edad, sino, aunque tenga 80, 90, o 100 años o más.

   Amado hermano Antonio, Dios ha sido bueno llevándole en sus brazos todos estos años.  Dios nos lleva en sus brazos como un pastor de ovejas lleva a sus ovejas en sus brazos cuando sus ovejas necesitan este cuidado, porque para nosotros los que creemos en Jesús: Dios es nuestro pastor (cf. Salmo 23:1), y él nos lleva siempre bien cuidados durante toda nuestra vida. Gracias a Dios por su bendita voluntad y fuerza divina para llevarnos durante todo el caminar de nuestra vida, hacia el bendito destino de la eternidad gloriosa donde quiere tenernos.

.

   La tercera grande AFIRMACIÓN con la que Dios recalca su intervención en todas las etapas de la vida humana, es:

III.- “YO SOPORTARÉ”.

   La tercera frase de esta exposición es la que dice: “YO SOPORTARÉ”.  Dios siempre tiene a sus hijos bajo su especial cuidado, aunque esto implique soportarles(nos).  Por cierto, es esto que la RV60 enfatiza cuando acerca de la tercera edad, traduce que Dios dice: “Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo” (v. 4a, RV60).  Desde que haya pecado en el ser humano, y lo hay en todos, Dios siempre va a estar soportando nuestras acciones.  Esto fue lo que ocurrió cuando por causa del pecado y la abundante maldad de la gente antes del diluvio, Dios: se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. / Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho” (Génesis 6:6-7).  Los soportó hasta que no le quedó más decisión que exterminarlos como ocurrirá con los pecadores de la actualidad que no se arrepientan de su pecado y maldad.

   Pero, hermano Antonio, usted está libre de tal exterminio, pues por haber creído en Jesucristo, lo mejor que le pudo haber pasado en esta vida es que para usted: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, …” (Romanos 8:1a).  El amor de Cristo por usted hace que Dios le soporte y le ame para que usted no se pierda entre los que van a la condenación.  Gracias a Dios por esta gracia que Él tiene para usted y para todos los que en la vida vamos en el camino de Cristo Jesús.

.

   La cuarta y última grande AFIRMACIÓN con la que Dios recalca su intervención en todas las etapas de la vida humana, es:

IV.- “YO GUARDARÉ”.

   La cuarta frase de esta exposición, aunque no usa un “YO” propio, sino que complementa el “YO” de la palabra soportaré, de todas maneras, también le aplica el “YO”, diciendo de esta manera: “YO […] GUARDARÉ”.  La Nueva Traducción Viviente usa las palabras: “y los salvaré” (NTV); y la Traducción en Lenguaje Actual, dice al respecto: y los salvaré porque yo soy su creador” (TLA).  Con estas palabras, Dios, lo que quiere enfatizar es su libre y segura voluntad de confirmar que aquellos que durante su vida creen en Él para salvación, no hay nada en este mundo que pueda hacerlos perderse, porque Él es quien hace la función de guardarlos de todo mal.

   Estimado hermano Antonio, nuestro Señor Jesucristo dice de todos los creyentes en Jesucristo, que como un pastor cuando tiene en sus manos a sus ovejas, así es cuando el creyente está en las manos de su Padre celestial y de él mismo quien también afirmó que nada ni nadie puede arrebatar a uno de sus discípulos de las manos divinas de ellos (cf. Juan 10:28-29).  Y en cuanto usted, por la fe que tiene en él, usted es uno de los que son seguramente salvos, desde aquel día que creyó en Jesús como su único y suficiente Señor y Salvador.

.

   CONCLUSIÓN: Amado hermano don Antonio, damos gracias a Dios por todos estos años de vida que Él le ha concedido a usted.  Damos gracias a Dios, también porque Él en su bendito amor creó a un hombre llamado Antonio Yupit.  Damos gracias a Dios porque Él es quien hasta el día de hoy le lleva en sus brazos aun cuando ya tiene más de 91 años como si usted todavía fuera un bebé de un año que una madre lleva en sus brazos.  Damos gracias a Dios porque Él es quien ha soportado la condición de pecador que usted tiene ante Él, pero le ha soportado por el amor de su Hijo Jesucristo quien ha pagado la culpa de todos los pecados de usted.  Y finalmente damos gracias a Dios porque Él es quien con amor le guarda a usted siempre salvo.

   Hermano don Antonio, muchas felicidades en este su hermoso cumpleaños.

One thought on “CUATRO INTERVENCIONES DE DIOS DURANTE NUESTRA VIDA, Por: Diego Teh.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.