DEVOCIONAL DEL JUEVES 26 DE MARZO

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL JUEVES 26 DE MARZO:

SERIE: 

ENFRENTANDO EL FUTURO CON ESPERANZA.

(del 23 al 31 de marzo).

TITULO: CONFIAMOS EN EL CUIDADO DE DIOS.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que cada miembro de la familia confíe en el cuidado de Dios.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: Salmo 121:1-8.

Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?

Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.

No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda.

He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.

Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche.

Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma.

Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   Este salmo en el que en seis ocasiones se menciona la palabra guardar en sus debidas conjugaciones, es en realidad, PRIMERO: el testimonio del cuidado y la protección de Dios que ha experimentado un hombre peregrino y viajero en lugares peligrosos no tan lejanos sino dentro del territorio de su mismo país, donde los asaltos, el robo, y la muerte eran comunes de parte de gente malvada, y hasta de animales que por naturaleza son salvajes hasta contra el ser humano, no importando si es de día o si es de noche, porque Dios no duerme nunca ni siquiera por un solo milisegundo.  Por eso, en su salmo enseña a los hombres temerosos que Dios: “No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda. / He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha” (Salmo 121:3-5).  SEGUNDO: Es el testimonio muy de un hombre que supo percibir que no solamente recibía el cuidado para su físico, sino que también recibía el cuidado para su alma, cuidándole de las tentaciones, y del mismo pecado y sus consecuencias; ambos cuidados, igualmente provenientes de Dios.  Por eso, su consejo a otras personas fue, que: Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma”.  TERCERO: Es el testimonio del cuidado que este hombre experimentó del cuidado de Dios desde que salía de su casa hasta que regresaba nuevamente.  Por eso, no dudaba en compartir que Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre” (Salmo 121:8).

   Amados hermanos, el Dios de David de hace 3,000 años en promedio, es el mismo Dios nuestro en la actualidad.  Es el mismo Dios que envió a su Hijo Jesucristo para no solamente de los peligros físicos sino también de los peligros espirituales, especialmente del poder condenador del pecado, pues san Pablo, dice que Jesús: se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo” (Gálatas 1:4).

  En estos tiempos peligrosos por el Covid-19, a 3,000 años después de David, Dios no ha envejecido ni envejecerá, desde entonces hasta hoy no ha tenido ni tendrá necesidad de dormir.  Sobre cualquier mal que surja en este mundo, Él estará atento para librar a los suyos.  Es por esa confianza que tenemos en Dios, que podemos decir a las personas que: Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma” (v. 7). Ojalá que en estos tiempos, Dios nos dé la oportunidad de guiar a otras personas a que verdaderamente pongan su confianza en Dios tanto en tiempos de tranquilidad como en tiempos de crisis.

   Y como palabra final, pero esencial: La verdadera confianza en Dios se tiene cuando uno, además de creer y confiar en Dios como una fe general, uno debe decidir creer también en Jesucristo el Hijo de Dios; pues, él dijo: creéis en Dios, creed también en mí” (Juan 14:1b).  Cuando uno cree en Jesús, su alma queda segura para siempre.  Es por eso que, San Pablo enseñó a los Colosenses creyentes en Jesucristo, que: “vuestra vida está escondida con Cristo en Dios” (Colosenses 3:3b).  Cristo Jesús es lo esencial que toda persona necesita para que Dios le guarde de todo mal presente y eterno, de la peste destructora y de la condenación eterna (cf. Salmo 91:3; Romanos 8:1).  Así que, en cada familia, cada quien debe cerciorarse si verdaderamente ha creído en Cristo, porque solo así, es que la verdad de que “JEHOVÁ TE GUARDARÁ” se cumplirá efectivamente en sus vidas.

  • CANTEN EL HIMNO: “CRISTO ESTÁ CONMIGO» (# 330).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

NOTA:  EL DIEZMO Y/U OFRENDA QUE SEPAREN o CONSAGREN PARA LA OBRA DE DIOS, DEBERÁ SER LLEVADA A LA IGLESIA HASTA EL PRIMER DOMINGO QUE TENGAMOS CULTO.  POR EL MOMENTO Y HASTA NUEVO AVISO LAS OFICINAS DE LA IGLESIA PERMANECERAN CERRADAS.

  • TIEMPO DE ALABANZAS.

Presiona el botón PLAY: cuando escojan la alabanza a cantar. Todas incluyen la letra para facilitar el canto.

ABRES CAMINO (Real Rojo, Ft. Joel Contreras).

EN ESTO CREO (El Credo).

NO HAY LUGAR MÁS ALTO.

SOLO DE JESÚS LA SANGRE (En Espíritu y en Verdad).

 

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Bendito Dios, es grato saber por medio de tu palabra que nunca duermes, y además, te ocupas de cuidar a tus hijos. Con plena confianza nos ponemos en tus benditas manos para que en todo momento guardes nuestro cuerpo y nuestra alma de todo mal.  Te lo pedimos por nosotros, por nuestros hermanos en la fe, y por nuestro prójimo en general. Te lo suplicamos por la gracia de Jesucristo tu Hijo.  Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

 

ESTÉN PENDIENTES DEL DEVOCIONAL DE MAÑANA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.