DEVOCIONAL DEL MARTES 31 DE MARZO

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL MARTES 31 DE MARZO:

SERIE: 

LO QUE DIOS NOS DIO.

(del 31 de marzo al 30 de abril).

TITULO: NOS DIO ENTENDIMIENTO ESPIRITUAL.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES:Que la familia tenga presente que entender el evangelio que nos lleva a tener fe en Cristo, es un don que se recibe de Dios.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: 1 Juan 5:19-20.

19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   “Sabemos que somos de Dios” (v. 19), no es una expresión en sentido general en el que “somos de Dios” por su derecho de creación, sino que “somos de Dios”, es una expresión específica que señala que nuestra pertenencia a Dios le costó la vida de su Hijo Jesucristo.  Es a lo que se refirió el apóstol Pablo cuando dos veces les escribió a los Corintios en su primera epístola, diciéndoles: habéis sido comprados por precio” (1 Corintios 6:20), y “Por precio fuisteis comprados” (1 Corintios 7:23).

   Con respecto a la frase: “y el mundo entero está bajo el maligno” (v. 19), hay que entenderlo en su debido contexto, pues una obra de Dios no puede quedar totalmente en manos de su principal enemigo “el maligno” Satanás.  La traducción española La Palabra, es más precisa al decir: “mientras que el mundo entero está sometido al maligno” (v. 19; BLP); lo cual indica que, si el mundo entero está bajo el maligno, la causa no es por un apropiamiento forzoso que “el maligno” hace de algo que le pertenece a Dios, sino que el mismo ser humano es quien “está sometido al maligno”, y ni siquiera porque “el maligno” le somete, sino porque el mismo ser humano no teniendo capacidad de hacer lo contrario, se somete a él.  Pero, ya no es el caso de los que hemos creído en Jesucristo, que de manera muy cierta el apóstol Juan recalca que: “somos de Dios”, pues ya no somos del maligno.

   Cuando el apóstol Juan dice: “… sabemos que el Hijo de Dios ha venido” (v. 20a), en primer lugar, lo afirma con una certeza tanto personal como de todos aquellos que entienden que Jesús es el Hijo de Dios; y en segundo lugar, cuando especifica que “ha venido”, refiriéndose al Hijo de Dios, lo dice para contraponer el control que el maligno puede ejercer sobre los que se dejan controlar por él, indicando así que Jesús el Hijo de Dios, al haber “venido”, vino para rescatar a quienes están sometidos al control del mal.  Pero, no toda persona puede comprender todo esto.

   Con respecto a todo lo anterior, ¿cómo puede el apóstol Juan, afirmar dos veces seguidas, con la palabra: “Sabemos”, una al principio del verso 19, y otra al principio del verso 20, que “somos de Dios”, y que Jesús el vino es “el Hijo de Dios”?  Este saber al que se refiere, no proviene de una capacidad intelectual que por naturaleza es producida por nuestro cerebro, pues es algo que no está al alcance de nuestro más grande esfuerzo intelectual.  Este apóstol, no explica con toda claridad que el origen de este divino, espiritual, y extraordinario saber viene de Dios, quien nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero” (v. 20b).  Si usted puede entender que Jesús es “el Hijo de Dios”, es porque Dios le ha dado a usted este entendimiento espiritual; y es por este mismo entendimiento procedente de la mente de Dios que quien reconoce a Jesús como “el Hijo de Dios”, que uno puede también aceptar que “somos de Dios” en dos sentidos, primero por su derecho de creación, y luego también por su derecho de salvación sobre nosotros.  Por eso, junto con el apóstol Juan podemos decir que: “estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna” (v. 20c).

   Amados del Señor, ser creyente en Jesucristo no es una habilidad humana, es la gracia de Dios a nuestro favor.  Que en este tiempo de aislamiento social por causa del Covid-19, podremos estar limitados de muchas cosas, pero Dios no nos limita el don del entendimiento con respecto al verdadero Salvador, su Hijo Jesucristo. Aprovechemos este don divino, y cada día sigamos conociéndole por su evangelio.

  • CANTEN EL HIMNO: “DE TUS MANDATOS TENGO SED» (# 16).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

NOTA:

NOTA:  POR EL MOMENTO Y HASTA NUEVO AVISO LAS OFICINAS DE LA IGLESIA PERMANECERAN CERRADAS.  LOS DIEZMOS Y OFRENDAS DEBERÁN LLEVARSE HASTA QUE TENGAMOS CULTO EN LA IGLESIA.

  • TIEMPO DE ALABANZAS.

Presiona el botón PLAY: cuando escojan la alabanza a cantar. Todas incluyen la letra para facilitar el canto.

ERES REY DE LOS CIELOS (Emmanuel y Linda).

AMOR SIN CONDICIÓN (Twice Música).

VENGA TU REINO (Sovereign Grace Music).

SALMO 91 (Vertical).

 

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Amado Dios del saber y del entendimiento, muchas gracias por darnos a conocer a tu Hijo Jesucristo, no solamente de oídas, sino con el entendimiento en la experiencia propia.  Ahora sabemos, que él es tu Hijo, que él es el verdadero Dios, que él es el que nos da vida eterna.  Ahora que estamos viviendo momentos de emergencia sanitaria en nuestro medio, te pedimos que nos libres del Covid-19 en el nombre de tu Hijo Jesús, Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

 

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.