DEVOCIONAL DEL MIÉRCOLES 1 DE ABRIL

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL MIÉRCOLES 1 DE ABRIL:

SERIE: 

LO QUE DIOS NOS DIO.

(del 31 de marzo al 30 de abril).

TITULO: NOS DIO PAZ.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que los miembros de cada familia sepan que solamente por medio de Jesucristo el ser humano tiene paz con Dios, y la paz de Dios.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: 2 Crónicas 14:7.

Edifiquemos estas ciudades, y cerquémoslas de muros con torres, puertas y barras, ya que la tierra es nuestra; porque hemos buscado a Jehová nuestro Dios; le hemos buscado, y él nos ha dado paz por todas partes. Edificaron, pues, y fueron prosperados”.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   El rey Asa, hijo del rey Abías, nieto del rey Roboam, bisnieto del rey Salomón, y tataranieto del rey David, fue quien dijo las palabras del texto que has leído.  La frase clave en sus palabras al pueblo que gobernaba, y que lo dice con respecto a Dios y su relación con ellos, es que: “él nos ha dado paz por todas partes”.  Evidentemente, no se trata de la paz que cada persona debe sentir en su propia alma, o ser interior, sino que se refiere a una paz social, en el que ninguna nación ni vecina ni lejana se atrevía venir a hacerles guerra.  Cuando una nación o reino iba a hacer guerra contra otra, el atacante solía matar a muchos hombres, quemarles o destruirles sus casas, comenzando con el palacio de su rey, llevándose en la mayoría de los casos a sus mujeres, a otros hombres para que sean sus esclavos, y hasta sus animales como botín para beneficio de los atacantes. Una ciudad o un reino que recibía esta desgracia no tenía paz, sino desolación, etc…

   Antes que Asa fuese rey, cuando su padre Abías era el rey de Judá, Jeroboam el rey de Israel, reino hermano de los judíos, hizo guerra contra el reino judío de Abías.  La victoria fue dada por Dios a los judíos, y un promedio de medio millón de israelitas perecieron porque Dios defendió a los judíos (cf. 2 Crónicas 13:17-18), y Asa fue testigo de ello.  Cuando Asa asume el reinado de Judá después de la muerte de su padre, apenas estaba comenzando para el reino de Judá, un tiempo de paz.  Por eso en su discurso a su pueblo les anima a edificar y cercar algunas ciudades estratégicas. La razón que Asa les da para edificar y cercar sus ciudades es que Dios “nos ha dado paz”.  Llevaban 10 años de paz.  Aunque no es Dios quien les perturbaba la paz, era Dios quien ahora les ha dado de nuevo la paz.

   Justo cuando van a edificar determinadas ciudades de su reino, otro reino lejano a ellos, el de Etiopía, vino a hacerles guerra.  Los etíopes eran un millón de guerreros bien armados, y con 300 carros propios de guerra de aquella época. Asa, quien fue testigo de la victoria que Dios dio al pueblo judío contra los israelitas, en los tiempos de su padre Abías, ahora, ante esta nueva circunstancia, Asa no duda en invocar a Dios diciéndole: Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos” (2 Crónicas 14:11c); y la respuesta a esta sencilla pero humilde oración fue que: “… Jehová deshizo a los etíopes delante de Asa y delante de Judá; y huyeron los etíopes” (2 Crónicas 14:12).  Así fue, otra vez, como Dios les volvió a dar paz.  Según el que narra la crónica: “Y no hubo más guerra hasta los treinta y cinco años del reinado de Asa” (2 Crónicas 15:19).

   Amados hermanos, a menudo, es necesario que lleguen momentos de perturbación social y espiritual, como la experiencia que estamos viviendo ahora por el Covid-19, para poder darnos cuenta de donde proviene la paz que tanto necesitamos.  Por eso, quiero que observen en el texto inicial que Asa le explica a su gente que la razón por la cuál Dios les había dado paz, es: “porque hemos buscado a Jehová nuestro Dios; le hemos buscado, y él nos ha dado paz por todas partes”.  En la actualidad, y justo en estos momentos que un miserable e invisible virus está paralizando la vida laboral, económica, social, y religiosa pero no espiritual ni cristiana, todos debemos buscar a Dios. Como Asa hiciera, también nosotros apoyémonos en Dios, y digámosle a Dios: “Ayúdanos”, y él se encargará de deshacer al enemigo de nuestra salud, al Covid-19.  Dios tiene el poder para deshacerlo, y darnos una vez más su “paz”.  Pero, esta paz que proviene de Dios, solamente puede ser segura cuando el ser humano se hace creyente de Jesucristo, quien dijo no solamente para el alma sino para todos los aspectos de nuestra vida personal, familiar, comunitaria, y social: “La paz os dejo, mi paz os doy” (Juan 14:27).  Sin Cristo nadie puede tener paz, e igualmente sin Cristo el mundo entero puede perderse la paz de Dios.  Ahora, es tiempo de buscar su paz.

  • CANTEN EL HIMNO: “CERCA, MÁS CERCA» (# 333).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

NOTA:

NOTA:  POR EL MOMENTO Y HASTA NUEVO AVISO LAS OFICINAS DE LA IGLESIA PERMANECERAN CERRADAS.  LOS DIEZMOS Y OFRENDAS DEBERÁN LLEVARSE HASTA QUE TENGAMOS CULTO EN LA IGLESIA.

  • TIEMPO DE ALABANZAS.

Presiona el botón PLAY: cuando escojan la alabanza a cantar. Todas incluyen la letra para facilitar el canto.

ERES REY DE LOS CIELOS (Emmanuel y Linda).

AMOR SIN CONDICIÓN (Twice Música).

VENGA TU REINO (Sovereign Grace Music).

SALMO 91 (Vertical).

 

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Dios de paz, que ayudas al que se apoya en ti, nuestro mundo necesita paz primeramente en el corazón de cada persona en su relación contigo.  Pero, ahora por el enemigo invisible de nuestra salud, el Covid-19, el mundo entero, y nuestro entorno más cercano necesita paz, para que nadie se perturbe por el miedo, la incertidumbre, el contagio, el sufrimiento, la muerte de un ser querido o de uno mismo.  Por favor, trae paz para todos, y paz eterna por medio de tu Hijo Jesucristo en el corazón de tus elegidos.  Por eso te lo pedimos en el bendito nombre de tu Hijo Jesucristo. Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

 

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.