DEVOCIONAL DEL SÁBADO 4 DE ABRIL

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL SÁBADO 4 DE ABRIL:

SERIE: 

LO QUE DIOS NOS DIO.

(del 31 de marzo al 30 de abril).

TITULO: NOS DIO ESPÍRITU DE DOMINIO PROPIO.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que los miembros de cada familia que con la práctica del “dominio propio”, no permitan que nada les distraiga de la responsabilidad de compartir a Jesucristo, mediante el don que les haya dado.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: 2 Timoteo 1:6-7. (el mismo texto de los dos devocionales anteriores).

6 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

 7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   Cuando una persona no tiene “dominio propio”, su vida es toda una indisciplina, y el resultado es un caos, desorden, fracasos, errores, pecados, adicciones, irresponsabilidades, enojos injustificados, negligencias, etc…  Esa es parte de la descripción de una persona que no da lugar en su vida a la presencia y amor de Jesucristo.  En cambio, la persona que abre su corazón para creer que Jesucristo es el Hijo de Dios, que únicamente Jesús es el Salvador y le acepta como tal, es una persona que no importa cómo antes haya vivido, ahora al creer en Jesucristo, recibe por la gracia de Dios, el “dominio propio” que tanto necesita.  En Jesucristo nadie queda desamparado de este don para el carácter personal.  Por eso el apóstol Pablo le dice a Timoteo, que “no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de… dominio propio” (2 Timoteo 1:7).  Acerca del “espíritu… de poder”, y del “espíritu… de amor”, ya lo hemos reflexionado en los devocionales anteriores, por lo que en este devocional me enfocaré solamente en la cuestión del “espíritu… de dominio propio”.

   En la versión más usada de la Biblia, la Reina-Valera 1960, la palabra dominio propio solamente se menciona en 3 ocasiones (cf. Hechos 24:25; 2 Timoteo 1:7; y 1 Pedro 1:6), pero en ningún caso describe alguna manera práctica de vivirlo.  Pero, gracias a la traducción Nueva Versión Internacional, que en la primera epístola de Pedro 5:8, lo que en la Reina-Valera 1960 dice: “sed sobrios”, su traducción dice: “practiquen el dominio propio” (cf. 1 Pedro 5:8, NVI).  Ser sobrios, según un diccionario en línea, se trata de una persona “que es moderada y discreta, en especial en el comer, beber, en la forma de hablar o de moverse o en sus costumbres”, es decir, que el dominio propio como sinónimo de sobriedad es la capacidad de poder tener control y no ser controlado ni por el apetito; ni por el vocabulario o impulsos al hablar; ni por la misma manera de mover el cuerpo con los gestos que expresamos, los ademanes, la postura al sentarse, al caminar, etc…; ni en cualquier otra costumbre.  Todo esto, lo puede practicar una persona que se ha vuelto creyente en Jesucristo.

   Otras versiones en español que nos ayudan a entender más acerca del dominio propio es La Bibia: La Palabra, de uso común mayormente en España, que a propósito de 1 Pedro 5:8 dice: “No os dejéis seducir, ni sorprender”.  También la Nueva Traducción Viviente que dice: “¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo”. E igualmente la versión Dios Habla Hoy que dice: Sean prudentes”. Pues, es todo esto lo que Pablo le está diciendo a Timoteo que debe tomar en cuenta para que no deje de avivar el fuego del don de Dios que él había recibido para su ministerio muy particular.  Dios nos dio “espíritu… de dominio propio”, para que nada externo nos seduzca a abandonar nuestro servicio a Dios, para que ni el mismo diablo enemigo nuestro y de Dios, y para que ni nuestro carácter propio de nuestra naturaleza humana y pecadora, nos controle para dejar de ministrar a otros creyentes o no creyentes con el don espiritual que Dios ha puesto bajo nuestra responsabilidad.

   Amados creyentes en Jesucristo, en sus familias ¿cómo está cada quién usando el don o incluso dones que Dios le ha dado a cada uno? ¿lo están usando de tal manera que su don es como un fuego bien encendido, o se está quedando como una pequeña llama que poco a poco se va apagando.  Aviven su don. Nada debería dominarle para no hacerlo, porque Dios les ha dado “espíritu… de dominio propio”.  Compartan el evangelio de Jesucristo. Por causa del Covid-19, nuestros semejantes deben conocer el evangelio de la esperanza por medio del creer en Jesucristo. Planeen cómo hacerles llegar ese evangelio. Hagan llamadas telefónicas a sus contactos y conocidos, envíen mensajes en sus redes sociales.  Aviven el don de compartir a Jesucristo.

  • CANTEN EL HIMNO: “¿QUÉ DIRÁS AL SABER?» (# 614).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

NOTA:

NOTA:  POR EL MOMENTO Y HASTA NUEVO AVISO LAS OFICINAS DE LA IGLESIA PERMANECERAN CERRADAS.  LOS DIEZMOS Y OFRENDAS DEBERÁN LLEVARSE HASTA QUE TENGAMOS CULTO EN LA IGLESIA.

  • TIEMPO DE ALABANZAS.

Presiona el botón PLAY: cuando escojan la alabanza a cantar. Todas incluyen la letra para facilitar el canto.

ERES REY DE LOS CIELOS (Emmanuel y Linda).

AMOR SIN CONDICIÓN (Twice Música).

VENGA TU REINO (Sovereign Grace Music).

SALMO 91 (Vertical).

 

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Bendito Padre celestial, muchas gracias por tus dones que recibimos para servir con poder y amor a otros creyentes y a los que todavía no lo son, para que la luz de tu evangelio resplandezca en sus vidas.  Te pedimos que nos libres de cualquier cosa que nos distraiga de nuestra responsabilidad de mantener avivado el fuego de tus dones, para que nuestros amigos, conocidos, y hasta desconocidos crean en ti y en tu Hijo Jesucristo.  Ayúdanos a practicar el dominio propio sobre nuestros deberes para contigo y tu obra bendita. Te lo pedimos por la gracia mediadora y salvadora de tu Hijo Jesucristo. Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

 

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.