DEVOCIONAL DEL MIÉRCOLES 22 DE ABRIL

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL MIÉRCOLES 22 DE ABRIL:

SERIE: 

LO QUE DIOS NOS DIO.

(del 31 de marzo al 30 de abril).

TITULO: NOS DIO SU TESTIMONIO ACERCA DE SU HIJO.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que cada familia sepa que el testimonio de Dios acerca de su Hijo, es que él debe ser creído para poder tener la vida eterna que libra de la condenación eterna al ser humano.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: 1 Juan 5:9-11. 

Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios; porque este es el testimonio con que Dios ha testificado acerca de su Hijo.

10 El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.

11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   En el párrafo completo de 1 Juan 5:6-11, hay una palabra que es clave en toda la explicación que hace este apóstol y que, incluyendo una conjugación de esa palabra en tiempo pasado, se menciona 10 veces.  Se trata de la palabra “testimonio”. En el caso de “el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo” los 3 que esencialmente son también uno solo en Divinidad, “dan testimonio en el cielo” (1 Juan 5:7).  Es decir, cada uno tiene algo que decir, acerca de algo que hay, que ha ocurrido, o que ocurre en el cielo mismo, o de algo con respecto a ellos mismos. Es por eso que el apóstol Juan dice que Dios, refiriéndose al Padre de nuestro Señor Jesucristo, dice que: ha testificado acerca de su Hijo” (1 Juan 5:9b).  Y desde el principio de este versículo 9 recalca que: “si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios” (1 Juan 5:9a), lo cual de manera lógica tiene razón, porque si entre nosotros los humanos para probar algo ya sea a favor o en contra de otro semejante nuestro, de preferencia aceptamos de un mínimo de 2 personas como bueno y válido testimonio el testimonio de lo que ellos vieron u oyeron acerca de lo que ocurrió con otra persona, ¿por qué no aceptar como “mayor” o bueno el testimonio que Dios tiene qué decir sobre cualquier cosa?  En este caso, pues Él “ha testificado acerca de su Hijo”. La veracidad de Su testimonio es “mayor” al máximo, comparado con el testimonio de un humano con respecto al mejor testimonio que pudiese ofrecer, porque un humano, dada su condición caída como pecador, es capaz de tergiversar su testimonio dentro de toda la veracidad que pueda decir; pero, no es así con Dios por cuya naturaleza divina no tiene manera de equivocarse ni mentir.  Entonces, lo que tiene que decir de su Hijo es verdad al 100%.  Por ser Jesús la personificación de “el Verbo” que “era Dios” (Juan 1:1), la personificación de la verdad como la afirmó cuando dijo: “Yo soy… la verdad” (Juan 14:6), su propia vida es el testimonio de Dios porque se origina en Dios.  Igual, la relación Padre-Hijo, como se diferencia a ambos, implica que se tienen un conocimiento mutuo, y cada uno puede ser testigo el uno del otro. Así, Dios el Padre es testigo natural de su Hijo, y eso le hace su testigo divino y 100% cierto.  En los evangelios, se narra que en los momentos del bautismo y de la transfiguración de Jesús, Dios el Padre habló desde los cielos, dando testimonio de su Hijo, y dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:17; 17:5). Cuando el apóstol Juan dice que: “tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan” (1 Juan 5:8), se refiere al testimonio de Dios desde la concepción y nacimiento de Jesús, en su bautismo, y en el momento de su crucifixión.

  El Espíritu Santo también tiene conocimiento de toda la vida de Jesús, que también le pone en calidad de testigo. El Espíritu Santo participó en la concepción de Jesús según lo anunció un ángel (cf. Lucas 1:35), seguía dándole vida durante el embarazo de María según el ángel que habló con José para que no abandonara a María por estar embarazada (cf. Mateo 1:20), le acompañó en su bautismo (cf. Lucas 3:22), le acompañó en sus tentaciones (cf. Mateo 4:1; Lucas 4:1), le acompañó durante todo su ministerio como Jesús mismo lo dijo (cf. Lucas 4:18), e inspiraba cada palabra que Jesús decía (cf. Lucas 6:63). Esto lo hace un fiel y verdadero testigo de Jesús, y por eso tiene la misión de continuar la obra de Jesús, de convencer a las personas que crean en él.

   El apóstol Juan dice finalmente, que El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; … / Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo” (1 Juan 5:10a, 11).  Esto es lo que importa antes que todas las explicaciones que el apóstol, y que yo he intentado presentar ahora.  ¿Tiene usted la seguridad de que Dios le ha dado la vida eterna a usted por medio de su Hijo? ¿Cree en el Hijo de Dios, y ha aceptado que él sea el Señor y Salvador de la vida de usted? Cada persona debe creer en Jesús para tener vida eterna.  Eso es lo que el Padre comunica en su testimonio, y para ello envió a su Hijo como el testimonio pleno de su testimonio verbal.  No pierda usted, ni rechace la vida eterna que Dios le ofrece mediante su testimonio verdadero que nos ha dado.

  • CANTEN EL HIMNO: “ABRE MIS OJOS PARA VER» (# 141).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Padre de toda verdad, muchas gracias por darnos tu testimonio con respecto a tu Hijo.  Cada vez que leamos tu palabra, ayúdanos a descubrir qué has dicho acerca de él que todos debemos tomar en cuenta.  Muchas gracias porque nos ayudaste a creer en él, y por ello, nos diste vida eterna.  Te rogamos que ayudes a toda nuestra familia a que todos seamos creyentes en tu Hijo, pues entendemos que tu vida eterna es muy necesaria para nosotros, pues solamente así escaparemos de la condenación eterna que les espera a los que no creen. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

 

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.