DEVOCIONAL DEL VIERNES 24 DE ABRIL

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL VIERNES 24 DE ABRIL:

SERIE: 

LO QUE DIOS NOS DIO.

(del 31 de marzo al 30 de abril).

TITULO: NOS DIO APÓSTOLES.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que cada familia sepa que la autoridad apostólica bíblica es la única autoridad establecida por Jesús.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: Efesios 4:11-13. 

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

     Con el título de este devocional NO pretendo afirmar que en la actualidad tenemos apóstoles como lo fueron los apóstoles que anduvieron con Jesús, y como lo fue Pablo el último de ellos. Basado en las palabras del apóstol Pablo, en la actualidad se ha levantado un movimiento de restauración de los cinco ministerios refiriéndose a los que Pablo menciona en el verso 11: “apóstoles, … profetas, …evangelistas, … pastores y maestros”. Ellos dicen que los ministerios, el de los apóstoles, y el de los profetas, fueron abandonados por el cristianismo; y han diseñado un sistema para re-activarlos en la iglesia, obviamente las de ellos. Siguiendo la temática indicada para este devocional que es tratar acerca de que Dios nos dio apóstoles, solamente voy a tratar resumidamente acerca de ello, y no de alguno de los otros 4 ministerios citados por San Pablo.  Los restauracionistas, basados en la frase “hasta que…” del inicio del verso 13 sostienen que los cinco ministerios deben existir “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. Obviamente, que mientras todo el tiempo existan nuevos creyentes, siempre habrá quienes necesiten toda esta perfección a la que se refiere. Entonces, por eso argumentan que el ministerio de apóstol debe estar vigente en la iglesia.  Es por eso que en tales iglesias usted escuchará que algunos de sus oficiales se denominan apóstoles.

   Pero, siendo justos y analizando bien que el “hasta que…” es un complemento de lo dicho desde el versículo 12 que aquellos ministerios fueron constituidos por Dios “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, / hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, …” (vv. 12-13), entonces, nos damos cuenta que el “hasta que…” se refiere al resultado del perfeccionamiento, y no a la duración de todo el conjunto de ministerios.

  Una lectura de Hechos 1:21-26 nos deja claro que el ministerio apostólico, solo fue dado durante la primera generación de la extensión del evangelio, pues cuando se tuvo que elegir quien tomaría el apostolado que dejó Judas, el requisito fue que sería uno de los que estuvieron con Jesús desde el comienzo de su ministerio, y que finalmente fueron testigos de su resurrección.  Por eso Pedro, defendiendo su ministerio de apóstol, al defenderse ante el sumo sacerdote que le cuestionó, le dijo: “Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas” (Hechos 5:32).  El apóstol tenía que ser testigo de todo lo ocurrido durante el ministerio de Jesús. Y hasta el apóstol Pablo en su primera epístola a los Corintios, les dice: y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí. / Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios” (1 Corintios 15:8-9). Él afirma ser el último en ser constituido apóstol por haber visto a Jesús resucitado, y ser comisionado por él.  Pero en el caso de los que actualmente se nombran apóstoles, nunca estuvieron ningún solo instante con Jesús no siendo testigos de nada con respecto a su ministerio, muerte, y resurrección.  Entonces, nadie puede llamarse apóstol como testigo de la vida y ministerio de Jesús.  No pueden tener la autoridad apostólica como la que tuvieron los apóstoles que Dios nos dio en el principio de la propagación de su evangelio para el establecimiento de las primeras iglesias.

   Amados hermanos, la iglesia es apostólica, no porque esté ahora gobernada por nuevos apóstoles, sino porque está gobernada por el evangelio de Jesucristo predicado por ellos.  Ellos dieron testimonio de lo que fueron testigos presencialmente, y a nosotros nos corresponde ser testigos de la fe que conocemos del evangelio que Jesús enseñó y que los apóstoles predicaron mientras vivieron durante el primer siglo.  La autoridad apostólica está escrita en las epístolas, y no puede ser cambiada por la autoridad de neo-apóstoles.

  ¿Está usted sometido a la autoridad apostólica de las Sagradas Escrituras, autoridad derivada de Jesús; o a la infundada autoridad de hombres que no contando con el requisito de ser apóstoles, se hacen llamar así? El que se somete a la autoridad apostólica bíblica, se somete a la autoridad de Jesús.

  • CANTEN EL HIMNO: “SIERVOS DE JESÚS» (# 504).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

Ahora , lean el himno 264: «FUEGO DIVINO, PENTECOSTAL» (sin repetir el coro), observando el énfasis que da al apostolado histórico.

264 Fuego divino, pentecostal
Enviaste tu buen Espíritu para enseñarles. Nehemías 9:20.
.
1. Fuego divino, pentecostal, desde los cielos descendió
con un bautismo de gran poder, que a los creyentes transformó.

.

Coro
Loado sea nuestro Dios, que su Espíritu nos dio. Amén.

.
2. A todas partes, nuestro Señor, a sus apóstoles envió
para anunciar con grande fervor el evangelio del perdón.

.
3. Ellos cumplieron, sin vacilar, el gran mandato del Señor,
fueron testigos de la verdad que libra al hombre del error.

.
4. También nosotros hemos de dar el testimonio de la fe;
Dios con nosotros ha de marchar; a sus promesas siempre es fiel.

LETRA: Autor alemán anónimo, trad. S. Long.
MÚSICA: Melchior Vulpius, s. XVI.

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Amado Dios, líbranos de someternos a hombres que ostentan una autoridad que no procede de ti ni de tu Hijo Jesucristo, pues la única autoridad sobre la iglesia y los creyentes es la de Jesucristo y sus apóstoles que escribieron los evangelios, las epístolas, la historia del inicio del cristianismo, y el apocalipsis. Fuera de todo esto, no aceptamos ninguna autoridad que se ostente como apostólica, porque negaríamos la suficiencia de tus Sagradas Escrituras que ellos nos dejaron, y nos fundamentaríamos en supuestas revelaciones que tú jamás les has dado. Solamente nos sometemos a las enseñanzas que tu Hijo Jesucristo les reveló, y que ellos nos lo han transmitido. Por eso te agradecemos que nos hayas dado apóstoles para edificar nuestra fe en el en el nombre de Jesús. Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

 

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.