DEVOCIONAL DEL MARTES 28 DE ABRIL

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL MARTES 28 DE ABRIL:

SERIE: 

LO QUE DIOS NOS DIO.

(del 31 de marzo al 30 de abril).

TITULO: NOS DIO EVANGELISTAS.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que cada familia sepa que todos podemos hacer obra de evangelista porque todos hemos sido enviados a predicar el evangelio, y que Dios todavía constituye evangelistas para hablarles a los que no tiene fe en Jesús.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: Efesios 4:11-13. 

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

    El ser evangelista es un ministerio que Dios dio a su iglesia. El apóstol Pablo así lo reconoce y explica a los creyentes que formaban parte de la iglesia, al decirles que Dios mismo “constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; A OTROS EVANGELISTAS; … (Efesios 4:11). El ser evangelista es un ministerio que durante el período apostólico se podía desempeñar sin que uno sea apóstol, o profeta; y sin que uno sea o haya sido pastor o maestro. Sin embargo, también podía ser evangelista, uno que estaba siendo apóstol, profeta, pastor, o maestro como parte de sus funciones.  Aunque en toda la Biblia no hay una lista de “evangelistas” mencionados, y además solamente en 3 ocasiones se usa la palabra “evangelista”, este ministerio fue vital en el surgimiento y crecimiento de cada nueva iglesia.

   El apóstol Pablo fue evangelista al mismo tiempo, pues en cada ciudad que llegaba él tenía que predicar públicamente a la gente sin fe en Jesús.  Fue así como evangelizando a los inconversos, constituyó un buen número de iglesias en la misma cantidad de ciudades. Él mismo al describirse ante los gálatas como predicador del evangelio, mencionándoles en su epístola: “el evangelio que predico entre los gentiles” (Gálatas 2:2), se está describiendo como un evangelista.

   El pastor Timoteo, aun siendo pastor, podía hacer obra evangelística, y lo hacía, porque Dios le dio el don para ello.  Es por eso que el apóstol Pablo en su segunda epístola que le envía al pastor Timoteo, entre otras encomiendas, le dice: “…haz obra de evangelista” (2 Timoteo 4:5). Donde quiera que había que alcanzar a personas para el evangelio de Jesucristo para iniciar el establecimiento de una iglesia, Dios tenía que constituir o enviar a un evangelista.

  Igualmente, a Felipe uno de los 7 diáconos que fueron electos en la iglesia de Jerusalén, muy pronto lo vemos predicando en territorio Samaritano ante multitudes, siendo él un diácono. San Lucas al relatar la historia de su ministerio dice que muchos: creyeron a Felipe”, y “se bautizaban hombres y mujeres (Hechos 8:12), lo que ni antes, ni cuando era diácono había hecho jamás.  También fue usado por Dios como evangelista para hablarle hasta solamente a una persona en particular (no a multitudes), como cuando evangelizó a un funcionario del reino de Etiopía quien procedió a creer en Jesús (Hechos 8:4-40). Como unos 20 años después que el apóstol Pablo en uno de sus viajes de regreso a Jerusalén, acompañado por varios, entre ellos Lucas, describe Lucas que: fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él” (Hechos 21:8). Dios le cambió la función de diácono en el que no debió haber tardado ni siquiera 3 años, y le hizo su evangelista que años después todavía lo seguía siendo, mientras sus hijas no tenían que ser evangelistas como él, pues para ese tiempo estaban siendo profetisas del evangelio.

   A veces en el mismo interior de la iglesia donde se reúnen no solamente creyentes sino también personas sin fe en Cristo, Dios usaba creyentes para evangelizar a los no convertidos, pudiendo estos ser los mismos pastores o uno de los mismos creyentes que allí se congregan, aunque a veces procedían de iglesias de otras ciudades.  Pero, también de alguna manera, cada creyente es un evangelista desde que Jesús les dijo a sus apóstoles: “Id, y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15), o “Por tanto, id, y hace discípulos…” (Mateo 28:19). Desde entonces, ellos y todo creyente sin ser apóstol, profeta, pastor, o maestro, tenemos que evangelizar, contando el testimonio de lo que Dios ha estado haciendo en nuestra vida.  Este ministerio no se limitó solamente al período apostólico, sino que sigue vigente hasta el día de hoy. Dios todavía constituye evangelistas permanentes, y temporales o espontáneos, quienes siendo usados por el poder del Espíritu Santo, sus predicaciones penetran a la conciencia de la gente sin fe en Cristo, de tal manera que la gente responde inmediatamente con arrepentimiento genuino de sus pecados, y con fe en Jesús y su evangelio.  Desde el principio de la formación de la iglesia en el año 33 d.C., hace 1987 años, Dios nos dio evangelistas.  Durante estos XXI siglos del cristianismo, siempre hubo evangelistas, y siempre lo habrá. ¿Usted, no será uno de ellos dado por Dios para la labor evangelística?

  • CANTEN EL HIMNO: “CUAL PENDÓN HERMOSO…» (# 602).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

  • AHORA, OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Dios de dones, que constituiste apóstoles y profetas en el primer siglo cuando inició la formación de la iglesia de tu Hijo Jesucristo; que todavía constituyes evangelistas para anunciar las buenas nuevas del mismo evangelio de tu Hijo; por favor impulsa nuestra vida para hacer obra evangelística que muestre a los que ahora no tienen fe en tu Hijo lo importante y necesario que es creer en él. Constituye este ministerio en la iglesia que formamos parte actualmente, porque hace falta quienes hagan esta bendita labor.  Te lo pedimos en el nombre de tu bendito Hijo el mejor evangelista de la buenas nuevas de tu amor.  Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.