DEVOCIONAL DEL JUEVES 07 DE MAYO

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL JUEVES 07 DE MAYO:

TITULO: EL ESPÍRITU DE DIOS NOS CAPACITA PARA PERMANECER EN ÉL.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que cada familia sepa que el Espíritu Santo nos capacita para permanecer en Dios, expresando hacia otros el amor que Dios comunica a nuestra vida.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: 1 Juan 4:12, 13.

12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

13 En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   Estos dos versículos que hemos leído habla de 2 cosas: la primera es que “Dios permanece en nosotros”, pero, noten en el versículo 12, que su permanencia está de alguna manera condicionada que consiste en “si nos amamos unos a otros”; y la segunda es que, refiriéndose a los creyentes, nosotros “permanecemos en él” solamente porque Él “permanece en nosotros”, de otra manera no podríamos ser genuinos creyentes, ni podríamos ser su iglesia. Pero, ¿cómo “permanece Dios en nosotros”?  Confirmando estas dos cosas, el apóstol Juan dice que: En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu” (1 Juan 1:13). “En que Dios nos ha dado de su Espíritu”, gozamos de la presencia de Dios en nuestra vida tanto como creyentes de manera personal, así como iglesia de manera relacional.  Cuando a una persona por ser creyente en Jesucristo, Dios le “ha dado de su Espíritu”, Dios no hace planes de retirarse de tal creyente; por eso, el apóstol Juan no duda en explicar en su primera epístola universal que: “Dios permanece en nosotros” (v. 12, 13).

   Ahora, ¿para que Dios “permanece en nosotros”? Dios no tiene solo una razón para permanecer “en nosotros”, sino que tiene muchas razones, sin embargo, en el texto de este devocional el apóstol Juan solamente enfatiza una, que es esencial, diciendo que: “Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros” (v. 12).  Para que su amor se perfeccione en nosotros, lo primero que él hace es estar presente en la vida de nosotros, pues Dios no trabaja de lejos para cada persona como por Home Office (Oficina en Casa), sino que tiene que estar inmerso en nuestro corazón tan necesitado de Él. En el primer instante de llegar por su Espíritu a nuestra vida, en ese mismo instante Él aplica en nosotros el perdón de nuestros pecados para salvarnos de la condenación eterna, habiendo su Hijo pagado para nosotros con su vida el precio de este perdón y salvación. Es de esta manera que su amor antes sentido y planeado por Él desde la eternidad tan distante de nosotros, que ahora entonces se perfecciona al tener su cumplimiento en nuestra vida, aunque no merecemos este amor. El perfeccionamiento de su amor significa que “su amor llega a la máxima expresión en nosotros” (NTV), que su amor se ha manifestado plenamente” (NVI), que “su amor se hace realidad en nosotros” (DHH).  Y todo esto ocurre en nosotros no porque Dios nos da “de su Espíritu” que permanece en nosotros, porque si no permaneciera en nosotros, no seríamos capaces por sí solos de recibir las bondades de su amor, e incluso las rechazaríamos totalmente.

  Y finalmente, consideremos ¿cómo es que el apóstol Juan afirma que nosotros “permanecemos en él”? La razón principal es solamente porque Dios está en nosotros por medio de su Espíritu Santo.  Pero una de las maneras prácticas que el apóstol Juan enfatiza en estos versículos es “si nos amamos unos a otros” (v. 12b).  No se puede permanecer en Dios, si no canalizamos el amor de Dios para otros, y esto puede ocurrir y debe ocurrir entre unos y otros, porque Dios verdaderamente nos ha dado de su Espíritu” (v. 13c). Debe ser una actitud que se vuelve natural por la presencia del Espíritu Santo en nosotros.  Si alguien que profesa ser cristiano, pero no expresa amor a otros creyentes ni a su prójimo en general, ups, esta persona todavía está en sus problemas espirituales no resueltos.  Realmente no está dejando que el Espíritu de Dios perfeccione el amor de Dios en su vida.  La presencia y permanencia de Dios por medio de su Espíritu Santo en nuestra vida, no es dada solamente para una experiencia a nivel personal de cada creyente, sino también para compartir el amor de Dios con otros creyentes y hasta con no creyentes; pues, lo que significa que “Dios permanece en nosotros”, es que Dios “vive EN nosotros” (NTV), y al mismo tiempo que “permanece ENTRE nosotros” (DHH).  Por el hecho de que “Dios vive en nosotros” (NTV), el Espíritu Santo capacita nuestro corazón para poder reflejar hacia otros el amor que Dios ha depositado en nosotros; y por el hecho de que “Dios permanece ENTRE nosotros”, el Espíritu Santo nos impulsa a relacionarnos unos con otros con amor.

   Amados hermanos, es por la presencia de Dios en nuestra vida por medio de su Espíritu Santo que podemos practicar, por ejemplo, lo que el apóstol Pablo le pidió a los Efesios cuando les dijo: “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32); y lo que le pidió a los Colosenses cuando les dijo: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; / soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros” (Colosenses 3:12-13).  Hacer esto, es permanecer en Dios; y sí lo podemos hacer es porque el Espíritu Santo que Dios nos ha dado, nos capacita para permanecer en él.

  • CANTEN EL HIMNO: “HIMNO AL ESPÍRITU SANTO» (# 261).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

HIMNO AL ESPÍRITU SANTO (Estrofas 1 y 4).

  • OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Omnipresente Dios, que tu plenitud lo llena todo por medio de Cristo y de tu Espíritu, muchas gracias porque no nos dejas solos, pues solos estaríamos desprovistos de todo bien.  Tu presencia permanente en nosotros por medio de tu Espíritu Santo, hace que tu amor se convierta en una realidad que disfrutamos cada instante, y eso nos capacita para que nosotros permanezcamos en ti, pues si no fuera por tu amor y por tu Espíritu estaríamos totalmente desconectados de ti, lo que sería igual a no tener ninguna esperanza.  Pero, gracias por tu acompañamiento capacitante en nosotros, que tu amor lo podemos compartir con otros por medio de la misericordia, el perdón, la benignidad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia para con los demás. Muchas gracias por el don de tu Espíritu Santo. En el nombre de Jesús, Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.