DEVOCIONAL DEL LUNES 18 DE MAYO

DEVOCIONAL FAMILIAR DEL LUNES 18 DE MAYO:

TITULO: EL ESPÍRITU DE DIOS NOS HACE ABUNDAR EN ESPERANZA.

EL OBJETIVO DE ESTE DEVOCIONAL ES: Que cada familia sepa que el Espíritu Santo es quien produce abundante esperanza en nuestra vida, llenándonos de “gozo y paz” y de otras bendiciones solamente porque hemos creído en Jesucristo.

  • LEAN EL TEXTO BÍBLICO: Romanos 15:13-14.

13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

14 Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros.

  • LEAN ESTA REFLEXIÓN.

   En nuestro texto de hoy el apóstol Pablo les presenta a los creyentes romanos, al Dios verdadero que predicaba, llamándole: “el Dios de esperanza”.  En realidad, en los 14 capítulos anteriores de esta epístola que les había enviado, les ha dicho mucho acerca de Él, sin embargo, con estas palabras les explica por lo menos, tres cosas:

   Lo primero es, que el deseo que el apóstol tenía para los romanos creyentes, era que: “el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer”. Les estaba diciendo que lo que Dios podía hacer por ellos y en ellos es llenarlo de dos cosas que tanta falta hace en la vida de todas las personas, y a los que son de Cristo, no les debería hacer falta.  Se trata “de todo gozo y paz”. El único requisito que les menciona que se necesita para que ellos recibiesen toda la llenura antes dicha es “en el creer”, o sea, que crean en Jesús; pero como estos romanos ya creían en Jesús, es entonces seguro que Dios les iba a llenar de estas cosas. Todo creyente, además de estar lleno de fe en Jesús, debe también estar lleno de “todo gozo y paz”.  El apóstol Pablo, aun no conociendo personalmente a los creyentes romanos a quienes dirige su epístola, les reconoce que Dios, el Dios de esperanza, les ha estado llenando de otras cosas, pues en el versículo 14 les dice: “Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, …” (Romanos 15:14). Creo que el apóstol no duda que los romanos también estaban siendo llenados de “gozo y paz”, sin embargo, les expresa que él desea que sean llenados especialmente de estas dos cosas. Ahora, vale la pena preguntarse: ¿Estoy lleno de bondad, de todo conocimiento, de todo gozo y paz, que evidencien que soy creyente en Jesucristo? Si hay algo del cual usted descubre que no está lleno de ello en su vida, sepa que puede ser usted llenado de ello por “el Dios de esperanza”.  El ser creyente en Jesucristo convierte a una persona en un depósito de todas las bendiciones espirituales que Dios da a manos llenas a las personas, para que no seamos solamente personas de fe, sino personas de fe que expresamos nuestra fe de muchas maneras.

   Lo segundo es, que la razón que el apóstol Pablo tenía acerca de su deseo de que los romanos sean llenos “de todo gozo y paz”, era: “para que abundéis en esperanza”.  Esta explicación indica que mientras más lleno esté un creyente de las dádivas espirituales que Dios da, uno puede ABUNDAR “en esperanza”. ¿Qué significa abundar en esperanza?  Cada creyente en Jesucristo debe saber que no creyó en Jesús para nada, sino para recibir toda gracia que Dios tiene reservado solamente para los que creen en su Hijo.  Esta esperanza consiste en tener la seguridad que lo que Dios ha prometido dar a cada persona que cree.  Por ejemplo, cuando uno cree en Jesús, uno debe saber que la condenación que había antes sobre él, ya no lo tendrá, pues es salvado de ello.  Pero, es normal que como uno todavía no ha entrado al cielo eterno de Dios, uno no ha confirmado ‘en carne propia’ que verdaderamente es salvo, sin embargo, esa debe ser su esperanza, de ver el día que tras partir hacia la eternidad se dé cuenta que no fue al infierno eterno de la condenación, sino al cielo eterno porque era verdad que Jesús le había salvado.  Tener esperanza en este aspecto, es mantenerse pensando que esto será realidad que sin duda vamos a experimentar cuando llegue su momento, pero no debe ser una pobre esperanza, sino abundante esperanza.  El estar llenos “de gozo” por haber creído estas enseñanzas de Jesús, debe resultar en una abundante esperanza para todos los que creemos en él.

   Y lo tercero es, que al decirles que el abundar en esperanza, es: “por el poder del Espíritu Santo”, les estaba quizá a algunos enseñando todavía por primera vez, y a otros quizá solamente recordando que de ninguna manera se trata de una seguridad que surge automáticamente de la inteligencia o pensamiento humano, ni que es proporcionado por la amistad o simple relación con otros creyentes, sino que es fruto del Espíritu Santo en todos los que creen.  Por ejemplo, si usted, a pesar de saber que un día todos hemos de morir, si usted puede creer que es verdad lo que Jesús dijo que: “el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25b), con esto usted está abundando en esperanza; y esto no lo adivinó usted, ni lo dice usted solamente porque lo leyó o escuchó que un predicador lo cite de la biblia, sino porque “el poder del Espíritu Santo” en verdad está produciendo en usted el creer con gozo que a usted le va a ocurrir esta gloriosa bendición.  Es el Espíritu Santo quien hace que abundemos en esperanza de que un día hemos de ser resucitados, de que un día Cristo volverá, de que ya no hay condenación para nosotros, de que estaremos eternamente con Dios, de que no conoceremos más muerte ni dolor, etc…

   Demos gracias al Espíritu Santo de Dios porque con su poder comunica y fortalece en nuestra vida la abundante esperanza que debemos tener en lo que Dios ha prometido hacer con nuestra vida.

  • CANTEN EL HIMNO: “DULCE ESPÍRITU» (Doris Akers).

Presiona el botón PLAY:  del video siguiente, y sigan la voz que les dirigirá en la entonación del himno.

  • OREN CON PALABRAS COMO ESTAS:

Dios de esperanza, cuando creímos en tu Hijo Jesucristo estábamos comenzando a entender que tienen muchas bendiciones preparadas para que disfrutemos durante y después de nuestra vida aquí en esta tierra. Y gracias al poder de tu Espíritu Santo, nuestro entendimiento y comprensión ha ido aumentando con respecto de que todo lo que nos tienes preparado vale la pena.  Ahora entendemos que solo por el hecho de que tú has prometido algo, su cumplimiento será seguro.  Y así cada día nuestra esperanza abunda más en ti, gracias al trabajo poderoso que tu Espíritu Santo hace en nuestras vidas complicadas.  Por favor, sigue llenándonos de todo lo que necesitamos para que abundemos en esperanza de ti. Te lo pedimos en el nombre de Jesucristo.  Amén.

¿QUIEREN PEDIR ALGUNA ORACIÓN?:

PÍDANLA AQUÍ, LLENANDO UN FORMULARIO

ESTÉN PENDIENTES DE LOS DEVOCIONALES DE CADA DÍA.
 

Facebook: Divino Salvador Mérida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.